Buscar
19:05h. lunes, 02 de agosto de 2021

Un curso de la Universidad de Verano de Adeje vincula la creatividad con la neurociencia

La doctora Almudena González Brito es la responsable del curso de la Universidad de Verano de Adeje sobre creatividad en la música, la danza y el audiovisual desde un punto de vista multidisciplinar. 

UVA universidad verano adeje-almudena gonzalez-creatividad artistica_Fotor
UVA, Almudena González Brito

Esta experta violonchelista tiene un doble perfil académico: por un lado, imparte docencia en Historia del Arte y, por otro, es investigadora en el Laboratorio de Neuroquímica y Neuroimagen de la Universidad de La Laguna, dirigido por el catedrático José Luis González Mora.

Y precisamente esa dualidad la hace acreedora para ofrecer una propuesta formativa en la que conecta el proceso creativo con la neurociencia, para averiguar de qué modo influye en nuestro cerebro la percepción que tenemos de la creación en el ámbito de las artes.

En su tesis doctoral sobre el violonchelo en la música contemporánea, realizó un estudio sobre la musicología carnal en ese instrumento, es decir, el proceso cinestésico para analizar las sensaciones corpóreas que tienen los instrumentistas o los bailarines a la hora de interpretar, y que en este caso se lleva al instrumento de cuerda estudiado.

González Brito explica que la neurociencia permite valorar estas sensaciones a través de técnicas como la resonancia magnética o la electroencefalografía. Así, con estudios experimentales podemos ver el reflejo que tienen las respuestas cerebrales de los individuos. “Las más comunes son la conexión auditiva-motora que se deriva de la ejecución del movimiento en la interpretación musical, y también la parte emocional tanto de la interpretación como de la escucha musical, la cognición o la familiaridad musical”, apunta.

La musicóloga se adentra así en la neuroestética, la parte que conecta el conocimiento de historia del arte con la neurocienica. En la Universidad de Verano de Adeje, en el curso que comienza hoy mismo, 20 de julio, tratará de desenmarañar el concepto de creatividad, que tiene mucho de abstracto, desde dos perspectivas: por un lado, desde la parte artística y creativa respecto a la danza, la música y el audiovisual y, por otro, desde la parte científica, a través de dos neurocientíficos para averiguar cómo se produce el proceso creativo, su percepción y aplicación en las tres disciplinas artísticas que analizan.

Contará para ello con destacados creadores como José Manuel López López, compositor de larga trayectoria y muy interesado en la física de partículas; Pau Pascual, realizador y creador de audiovisuales, especializado en el videoclip; y Trinidad Gil, pedagoga de la danza. En la parte neurocientífica figurarán Julián González González, catedrático emérito de esta universidad y el doctor Cristián Modroño, matemático y especialista en neuroimagen.

La directora del curso asegura que no hace falta ningún conocimiento previo sobre creatividad para acercarse a esta propuesta, y que la idea es que la persona interesada en esta iniciativa pueda aplicar los conocimientos que adquiera en su relación habitual con el arte. 

El punto base de todo ello está la emoción, que va de la mano de la creatividad, y también la motivación. La emoción está muy conectada con el aprendizaje, con la familiaridad con el arte para percibirlo de una manera u otra, si estamos acostumbrados o no para disfrutar de las creaciones artísticas. “Vamos a ofrecer mucha información a través del aula virtual, para el que quiera conocer más pueda hacerlo, será una herramienta de trabajo complementaria donde podamos interactuar con los alumnos,” asegura. Entre el alumnado figuran algunos músicos, aunque espera que el público sea lo más heterogéneo posible; “cuanta mayor heterogeneidad más interesante será”, concluye.