Buscar
domingo, 14 de agosto de 2022 00:28h.

"No nos bajaremos hasta que paren": activistas medioambientales se suben a las grúas de "Cuna del Alma"

Un grupo de personas contrarias a la construcción del ya conocido proyecto "Cuna del Alma" se han subido a las grúas y prometido "no bajarse" hasta que paren las obras, que continúan preparando el suelo para iniciar unas construcciones que, según argumentan los activistas, "no tienen memoria ambiental con rigor técnico ni profesional". 

https://www.facebook.com/daniel.duquefunes/videos/3368016366857894

Activistas palas Cuna del Alma Adeje 2022-07-28-at-2
Varias personas acampan en la zona de las obras en protesta desde el pasado viernes 22 de julio.

El rimbombante nombre de uno de los macroproyectos hoteleros más ambiciosos de los últimos tiempos en Canarias ha resonado en todos los medios de comunicación y redes sociales durante los últimos meses, pero no ha sido para bien: la lucha contra "Cuna del Alma" se ha convertido en un pulso entre científicos, políticos y empresarios.

Esta no parece ser una "protesta más", sino el comienzo de un movimiento mucho más grande de lo habitual que dio comienzo con una gran manifestación el pasado 11 de junio, convocada por multitud de colectivos ecologistas y que contó con la asistencia de unas 8.000 personas que abarrotaron las calles de Santa Cruz exigiendo a la clase política un "parón inmediato" de la destrucción de los ecosistemas y la biodiversidad canaria a través de más construcciones "perjudiciales, innecesarias y rentables para unos pocos". 

Unos argumentan que el proyecto creará puestos de trabajo y aumentará el tráfico turístico de la isla. Sin embargo, los científicos aseguran que el terreno no aguanta ya mayor presión: "el proyecto representa la punta del iceberg de un modelo económico trasnochado que solo provoca dependencia del turismo. Es una pérdida de competitividad del propio sector, de suelo agrícola y de soberanía alimentaria, paro y pobreza, además de un daño medioambiental, paisajístico y patrimonial". 

Para los activistas, que no cesan en su empeño de parar las obras "cueste lo que cueste", el Puertito de Adeje es "un enclave de enorme valor geológico, geomorfológico, botánico, faunístico, marino, arqueológico, etnográfico e histórico". 

Parece que las protestas no cesarán hasta obtener una respuesta por parte del Cabildo de Tenerife, Gobierno de Canarias y Ayuntamiento de Adeje; autoridades competentes implicadas en este macroproyecto.