Buscar
miércoles, 29 de mayo de 2024 00:00h.

Trabajadores de Siam Park denuncian condiciones laborales precarias

A raíz de la noticia de Siam Park del día 14 de abril del 2024 en Sol del Sur donde anuncian que la comunidad Tailandesa de Canarias celebran el inicio del año budista, algunos operarios de dicho estableciendo, se han puesto en contacto con la dirección de este periódico para suplicar que tengan un poquito de compasión con los trabajadores. 

Siam Park amplía sus días de apertura de miércoles a domingo (3)
Trabajadores de Siam Park se sienten molestos por sus condiciones laborales

Según testimonios, muchos operarios afirman verse obligados a cumplir jornadas laborales extenuantes, excediendo con frecuencia el límite legal de horas de trabajo.

Algunos incluso han descrito situaciones en las que, abrumados por el cansancio y el estrés, han abandonado tareas como la limpieza para regresar a sus hogares. La política de la empresa de canjear las horas extras por días libres ha generado críticas, ya que estas pausas resultan insuficientes para recuperarse debido a la fatiga acumulada.

Además, se ha reportado un preocupante índice de bajas laborales entre el personal, particularmente en las posiciones de socorristas. La dificultad para cubrir estos puestos se agrava por salarios que en muchos casos no superan los mil cien euros mensuales. Con costes de vida considerables, que incluyen hipotecas, alquileres, alimentación y otros gastos básicos, los empleados se ven obligados a buscar fuentes adicionales de ingresos, ya sea a través de trabajos temporales o ayudas estatales.

Los trabajadores esperan que esta denuncia constructiva sirva como llamado de atención a la dirección de Siam Park. Reconocen la importancia de un diálogo proactivo para mejorar las condiciones laborales en beneficio de todos los implicados. En palabras de los operarios, es fundamental reflexionar sobre la relación entre la empresa y sus empleados, recordando que son estos últimos quienes sostienen el funcionamiento de la organización.

En última instancia, la meta es lograr un entorno laboral que garantice un equilibrio entre productividad y bienestar de los trabajadores. Los empleados, al elevar sus voces, buscan un cambio positivo que favorezca la cohesión y el bienestar en el ámbito laboral. La mejora de estas condiciones no solo beneficia a los empleados, sino que también contribuye al éxito a largo plazo de la empresa, creando una relación más equitativa y sostenible entre ambas partes.