Buscar
lunes, 20 de mayo de 2024 00:34h.

Instalado el primer modulo del Gran Anillo Peatonal de Padre Anchieta

El Cabildo de Tenerife reducirá el tiempo de espera de los atascos en un 50 por ciento gracias al Gran Anillo Peatonal de Anchieta. 

FOTO PRIMER PASO PASARELA 1
La infraestructura permitirá dotar de fluidez y seguridad a más de 50.000 coches y 20.000 peatones, respectivamente

Así lo explicó la presidenta del Cabildo de Tenerife, Rosa Dávila, quien visitó las obras de la citada infraestructura hoy (viernes 12) acompañada por el rector de la Universidad de La Laguna, Francisco García: la consejera de Movilidad, Eulalia García; el consejero de Carreteras, Dámaso Arteaga; el primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de La Laguna, Badel Albelo; el concejal de Servicios Municipales. Francisco José Hernández y el concejal de Promoción y Desarrollo Local, Jesús Domingo Galván.

 “Hemos querido que los protagonistas sean la comunidad universitaria y que sean ellos los que hayan dado el primer paso en la pasarela. Es un acto simbólico para poner en valor ese gran anillo peatonal que va a permitir conectar con eficacia las áreas urbanas, universitarias y el intercambiador de transporte”, indicó Dávila.Asimismo añadió que “para el Cabildo de Tenerife es fundamental la seguridad de nuestros universitarios que cada día tienen que transitar por ocho pasos de peatones cruzándose con los más de 50.000 coches que circulan diariamente por la TF5 a la altura del Padre Anchieta”. 

Por otra parte, Rosa Dávila añade que “el impacto de este Gran Anillo Peatonal sobre los atascos es determinante descongestionado uno de los puntos más críticos en la autopista del Norte. En las horas punta, el tiempo de espera se va  reducir en un 50%, lo que significa mayor fluidez del tráfico y un ahorro de tiempo muy considerable para nuestros conductores”.

Francisco García, destacó la importancia y calidad de la ingeniería del proyecto ya que “será una obra icónica para la isla y también por la sostenibilidad, la seguridad a los peatones y el impacto en la fluidez del tráfico y de la comunidad universitaria”. 

En la misma línea, el primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de La Laguna, Badel Albelo, apuntó que “se trata de un paso importante en este gran proyecto. Creemos que va a facilitar la mejora de la movilidad en una zona determinante para el acceso al casco de La Laguna y además contribuye a acercar las infraestructuras de la comunidad universitaria a ambos lados de la TF-5”.

Las obras en esta importante rotonda de La Laguna comenzaron en noviembre de 2021, y los trabajos de construcción fueron adjudicados a la empresa Obras Huarte Lain S.A por valor de 8,8 millones de euros. El proyecto consiste en una viga curva continua en forma de anillo de aproximadamente 100 metros de diámetro, sustentada mediante un sistema de soportes puntuales, con una plaza anexa al actual aparcamiento de la Facultad de Biología, de la Universidad de La Laguna, y la longitud total del anillo será de unos 314 metros. Cuando culmine la estructura se podrán suprimir los ocho pasos de peatones por donde circulan diariamente más de 20.000 personas, ofreciendo y mejorando sustancialmente las condiciones de seguridad y favoreciendo la fluidez del tráfico.

El diseño del Gran Anillo Peatonal es un hito en este tipo de infraestructuras siendo galardonado con los Premios Nacionales de Innovación y Diseño 2019, otorgados por el Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades de España. 

Datos del proyecto

Las obras en esta importante rotonda de La Laguna comenzaron en noviembre de 2021, y los trabajos de construcción fueron adjudicados a la empresa Obras Huarte Lain S.A por valor de 8,8 millones de euros. El proyecto consiste en una viga curva continua en forma de anillo de aproximadamente 100 metros de diámetro, sustentada mediante un sistema de soportes puntuales, con una plaza anexa al actual aparcamiento de la Facultad de Biología, de la Universidad de La Laguna, y la longitud total del anillo será de unos 314 metros. Cuando culmine la estructura se podrán suprimir los ocho pasos de peatones por donde circulan diariamente más de 20.000 personas, ofreciendo y mejorando sustancialmente las condiciones de seguridad y favoreciendo la fluidez del tráfico.