Buscar
lunes, 20 de mayo de 2024 00:34h.

Unidas se puede celebra la instalación de la placa conmemorativa en el Cementerio de San Juan en honor a los represaliados de la Guerra Civil

San Cristóbal de La Laguna, a través de un esfuerzo continuado de la formación política Unidas se puede, ha logrado finalmente ver la instalación de una placa conmemorativa en el cementerio de San Juan, en honor a once ciudadanos asesinados y desaparecidos durante los primeros meses de la represión franquista.

Placa represaliados franquismo _655(1)
Tras ocho años de espera y reivindicaciones, el Ayuntamiento finalmente cumple con el acuerdo de 2016 para homenajear a las víctimas de la represión política

Este acto de memoria y justicia viene tras años de gestiones y reclamaciones por parte de la formación, que ha abogado incansablemente por el reconocimiento y reparación de las víctimas de violencia política en el municipio. 

 

Laguna placa franquismo_597(1)
Tras ocho años de espera y reivindicaciones, el Ayuntamiento finalmente cumple con el acuerdo de 2016 para homenajear a las víctimas de la represión política 

Desde el estallido de la Guerra Civil en 1936, y su posterior represión, La Laguna ha cargado con el legado silenciado de aquellos que sufrieron por sus ideales políticos y el respeto a la legitimidad democrática. Estos individuos, detenidos y ejecutados debido a sus afiliaciones, no solo enfrentaron la violencia sino también una prolongada invisibilidad en nuestra memoria colectiva. La reciente iniciativa responde a una necesidad de reparación histórica, destacando el compromiso de la ciudad con la verdad y la justicia.  

Recuerdan que en los dos últimos mandatos han dado traslado en varias ocasiones de esta cuestión, al menos en 2018, 2019, 2021, 2022 y 2023. Como indica el concejal y coportavoz de Unidas se puede, Rubens Ascanio, “nos alegra que aunque haya tardado y apenas se haya difundido esta acción, haya llegado el día en el que se hace justicia con estas personas asesinadas por sus ideales y con sus familiares”. En este sentido destaca que “curiosamente en los últimos ocho años el partido responsable del área de Presidencia y de Cementerios ha sido el PSOE, que no ha mostrado el interés debido a esta iniciativa, dejando que algunos familiares de las víctimas laguneras ya no puedan ir a este espacio a honrar su memoria”. 

“Esta es más que una simple placa en una pared; es un puente hacia la paz para las familias y una lección de historia para todos. Estamos cerrando un capítulo oscuro con la luz de la justicia y la verdad", explicó Ascanio. 

El acuerdo plenario incluía recordar nominalmente a las once personas desaparecidas, que rondaban los 30 y 40 años, alguno incluso menos. Sus nombres eran: Cecilio de Armas Fernández, Domingo Cruz Cabrera, Manuel Luis Figueredo Rojas, Domingo García Hernández, Saturnino González Rodríguez, Vicente Hormiga Mederos, Juan José Martín Escobar, Alfonso Martín Power, Alfredo Mederos Galán, Guetón Rodríguez de la Sierra Melo y Jacinto Silvera Peña. “Nos parece de justicia que sus familias puedan al fin disponer de un lugar donde recordar y rendir un justo homenaje”, explica 

La decisión de finalmente instalar la placa, después de años de demora y obstáculos burocráticos, se ha recibido con alivio y gratitud por parte de las familias afectadas y la comunidad en general. "Es un paso hacia la curación de antiguas heridas y refuerza nuestra convicción de que la justicia, aunque tardía, es esencial para la cohesión social y el respeto a los derechos humanos", añadió Ascanio. A este respecto creen que “conforme a la Ley de Memoria Democrática, este espacio del cementerio de San Juan podría entrar dentro de la categoría de Lugar de Memoria, para visibilizar la represión contra la población civil que defendía la legitimidad democrática”. 

 Además de rendir homenaje a los represaliados, este acto sirve como un recordatorio de la importancia de preservar la democracia y proteger los derechos civiles de toda la ciudadanía. La iniciativa ha establecido un precedente para cómo los gobiernos locales pueden abordar los aspectos dolorosos de su pasado y trabajar hacia una reconciliación genuina. 

 Unidas se puede seguirá vigilante y comprometida con la defensa de la memoria histórica y la promoción de una sociedad más justa. Este logro no es el final del camino, sino un paso importante en la larga marcha hacia la verdad y la justicia para todas las víctimas de la represión franquista y sus familias. Ascanio concluye: "Seguiremos trabajando para asegurar que todos los actos de injusticia sean reconocidos y que La Laguna se mantenga como un faro de esperanza y respeto por la historia y la humanidad", anunciando que darán nuevos pasos para “hacer cumplir con los numerosos compromisos políticos alcanzados en esta materia, que aún no se han ejecutado”.