Buscar
jueves, 18 de agosto de 2022 15:58h.

Coca-Cola retira 1.700 kilos de residuos de la costa de Arico, a través del proyecto ‘Mares Circulares’

Coca-Cola, a través del proyecto medioambiental ‘Mares Circulares’, retiró el pasado fin de semana 1.700 kilos de residuos en diferentes puntos de la costa de Arico.

Arico CocaCola Mares 1_Fotor
Más de 130 personas participaron en esta limpieza terrestre y submarina, que además contó con la colaboración del Cabildo de Tenerife, el Ayuntamiento del municipio y otras entidades de la isla

En la actividad tomaron parte más de 130 personas, divididas entre voluntarios y trabajadores de la compañía en Canarias. La iniciativa contó también con la colaboración de la Oficina de Participación y Voluntariado Ambiental del Cabildo de Tenerife, el Ayuntamiento del municipio y varias entidades sociales de la isla. 

La jornada se inició en el entorno de la playa de Abades, desde donde se organizaron los diferentes grupos de trabajo para la limpieza submarina y terrestre en la zona. El programa de la acción se completó con talleres medioambientales dirigidos a familias y la liberación de un ejemplar de tortuga marina, atendida en el Centro de Recuperación de Fauna Silvestre La Tahonilla, del Cabildo de Tenerife. 

Coca-Cola llevará a cabo a finales de este mes otra acción de recogida de residuos en la playa de Bocabarranco, en el municipio de Telde. Además, se limpiarán los fondos de dos puertos de Canarias aún por confirmar y las reservas marinas de La Restinga, La Graciosa y La Palma. 
 
‘Mares Circulares’ se ha convertido en el proyecto más ambicioso hasta la fecha que la entidad ha puesto en marcha para la limpieza de costas y fondos marinos en España. El plan incluye la recuperación de espacios naturales, la prevención con campañas de sensibilización y concienciación ciudadana, y la generación de estudios científicos y de economía circular.

Mares Circulares en cifras

El proyecto Mares Circulares, que arrancó a finales de  mayo, prevé colaborar la conservación del 100% de las reservas marinas en España y un entorno natural en Portugal. Además, se realizarán campañas de recogida de residuos en 80 playas, lo que supone intervenir en más de 270 kilómetros de línea de costa. Para llegar a playas de difícil acceso o que no se encuentren en el plan de limpieza de los Ayuntamientos, se contará con la colaboración de clubes deportivos de actividades náuticas.

Por otra parte, se trabajará con la ayuda de más de 50 barcos pesqueros, repartidos en 12 puertos de España y Portugal, que llevarán a tierra los residuos que recojan durante sus labores de pesca y los depositarán en contenedores habilitados para ello. Esta intervención en fondos marinos también se llevará a cabo en áreas de influencia de las reservas marinas en colaboración con clubes de buceo locales. Así, se prevén recoger más de 250 toneladas de residuos, de las cuales se calcula que 25 toneladas sean de plástico PET. Dicha cantidad de PET será reintegrada en la cadena de valor de Coca-Cola en España, con el objetivo de trazar una hoja de ruta hacia la economía circular.

Formación y sensibilización con niños y adultos

En el ámbito de la sensibilización, Mares Circulares tiene previsto formar a la ciudadanía sobre la importancia del reciclaje y la correcta gestión de los residuos a más de 5.000 jóvenes en centros educativos y a más de 5.000 adultos a través de Ayuntamientos. En algunos casos, las acciones con los niños incluirán visitas a las reservas marinas para que conozcan de primera mano estos entornos protegidos y además entiendan el problema generado por los residuos en el medio marino.  Además, se desarrollarán actividades de sensibilización y concienciación en 12 de las playas con mayor afluencia en época estival.

Hacia una economía circular

Además, dentro de esa iniciativa a favor de la economía circular, Coca-Cola en España impulsará investigaciones universitarias en torno a la sostenibilidad marina con los resultados obtenidos de la recogida de residuos en fondos marinos y zonas costeras españolas. Asimismo, pondrá en marcha la primera edición de un concurso que dotará con un capital semilla de 5.000 euros a una start up que fomente la búsqueda y creación de soluciones a la problemática medio ambiental generada por los residuos en entornos marinos.