Buscar
14:54h. martes, 28 de septiembre de 2021

El PP logra un acuerdo en el Cabildo para llevar a cabo un plan de recuperación del suelo afectado por el incendio de Arico

El Partido Popular ha logrado un acuerdo institucional en el Cabildo de Tenerife para poner en marcha un plan de restauración para recuperar el suelo afectado por el incendio del municipio de Arico.

Incendio Arico 1_Fotor
“Reconocemos la gran labor que hicieron todos los profesionales y voluntarios que contribuyeron a la extinción del fuego y creemos que es el momento de trabajar para restablecer el suelo afectado

El acuerdo, tal y como explica el consejero Popular Valentín González Évora, contempla que el Cabildo inste al Gobierno de Canarias, siempre desde el trabajo coordinado con la institución insular, a la realización de un estudio exhaustivo del impacto del incendio en Arico, con la intención de “ejecutar un plan de regeneración del entorno rural afectado por el incendio”.

Además, el acuerdo incluye solicitar al Estado, la Comunidad Autónoma y al propio Cabildo la aportación de recursos para acometer las medidas de restauración y las medidas preventivas que sean necesarias, contra la erosión en la zona afectada por el incendio, que en mayo afectó al municipio sureño.

González Évora pone de manifiesto que “desde el Partido Popular pedimos al Cabildo que se mejore la respuesta inmediata, las labores preventivas y la preparación de las masas forestales, con especial atención a los que eviten incendios en zonas del interfaz urbano-forestal de alta peligrosidad para la población”.

El consejero Popular manifiesta “nuestro reconocimiento a todos los profesionales y voluntarios que contribuyeron a la extinción del incendio”, y hace hincapié en que “ahora, lo que toca es restablecer la vida en el suelo afectado, poniendo en marcha una serie de actuaciones para evitar su erosión y proceder a la reforestación del lugar”.

González Évora incide en que “la restauración del suelo, además de evitar riesgos y daños inmediatamente después del fuego, debe ser una herramienta de prevención, sumada a otras actuaciones imprescindibles como el mantenimiento de las pistas forestales o la dotación de recursos humanos para que hagan tareas de vigilancia y eviten daños futuros”.

El consejero concluye que “las consecuencias medioambientales y económicas causadas por el incendio se suman a la preocupación por los efectos del cambio climático y el aumento de las temperaturas, pero sobre todo, se suman a las ocasionadas por la crisis económica que sufrimos a consecuencia de la pandemia, en una economía que, en el municipio de Arico, donde el sector primario tiene especial relevancia, lo que hace más necesario que el Gobierno de Canarias compense económicamente a este municipio”.

Por otro lado, la moción propuesta por el Partido Popular incluía “la ampliación de la temporada de refuerzo del operativo de prevención contra incendios forestales en Tenerife, y de forma especial en la zona Sur, debido a la climatología, que se caracteriza por la escasez de lluvia”.

En Canarias, los incendios forestales dañan de media anual más del 1% de nuestra superficie forestal, índice mucho mayor que en cualquier otra comunidad, a lo que se suma el hecho de que la Isla de Tenerife tiene una densidad de población media superior a 400 habitantes por kilómetro cuadrado, por lo que cualquier emergencia en la zona forestal puede afectar tanto a la población que realiza actividades en los espacios naturales como a la asentada en zonas próximas.