Buscar
09:49h. jueves, 26 de mayo de 2022

El PP rechaza la quema de residuos en Arico y pide “una solución consensuada con el Ayuntamiento sureño”

El Partido Popular en el Cabildo de Tenerife rechaza frontalmente la quema de residuos en el Complejo Ambiental de Arico, tal y como han anunciado hoy responsables de la institución insular.

Visita consejeros Partido Popular al Ayuntamiento de Arico(1)
El portavoz de los Populares en Arico, Andrés Martínez, reclama “medios para cumplir con lo que mandata Europa, sin tener que llegar a la quema de residuos”

El consejero Popular Valentín González Évora ha mostrado su preocupación ante el anuncio del Cabildo de implantar un sistema de “quema de residuos” en el Complejo Ambiental de Arico, algo que se contradice con lo que establece la Unión Europea al respecto, que precisamente indica que “antes de optar por la incineración, es necesario pasar por la maximización de la prevención, la recogida selectiva, el reciclaje y el compostaje, y por último, la valorización energética de una parte de algunas corrientes de residuos”.

González Évora califica esta decisión unilateral del Cabildo como “una patada a la democracia”, puesto que incluso existe un acuerdo plenario de marzo de 2019, por el que todos los grupos políticos que conforman el Pleno insular, entre los que se encuentra el Partido Socialista, estuvimos de acuerdo en declarar a Tenerife como territorio libre de incineradoras”.

En este sentido, González Évora recuerda que “hace un mes escaso, se tomó un acuerdo en Comisión Plenaria de Sostenibilidad, Carreteras, Innovación y Cultura, que se celebró el pasado 19 de noviembre, para suspender la licitación de la redacción del proyecto para la implantación de la quema de residuos en Arico”, y sin embargo, “este gobierno ha hecho caso omiso también a este acuerdo, poniendo de manifiesto que ignoran sistemáticamente las decisiones que se toman en los órganos democráticos del Cabildo”.

Para el Partido Popular, “este desprecio por la democracia es un nuevo ejemplo de la política sectaria que ha implantado el Partido Socialista en el Cabildo, que se suma a otras decisiones unilaterales como el reparto de subvenciones nominativas, repartidas mayoritariamente entre ayuntamientos del mismo signo político, que han dividido al municipalismo tinerfeño”.

El consejero Popular advierte de que “este acuerdo supone una renuncia explícita de la institución insular a la incineración como método para resolver la gestión insular de los residuos, asumiendo el compromiso institucional de desplegar todas las políticas y todas las medidas técnicas necesarias para garantizar que nunca llegara a ser necesario recurrir a ella”.

Por lo tanto, para el Partido Popular, “esta decisión unilateral del gobierno insular, para la que tampoco se ha tenido en cuenta la postura del Ayuntamiento de Arico, rompe totalmente el consenso político y social que existía entorno a la gestión de residuos en Tenerife, y pone de manifiesto, sin lugar a dudas, la escasa voluntad política que caracteriza la gestión de Pedro Martín en un papel de presidente del Cabildo”.

En este mismo sentido también se ha pronunciado el portavoz del Partido Popular en el Ayuntamiento de Arico, Andrés Martínez, que confirma que “no ha existido ningún tipo de conversación entre Cabildo y Ayuntamiento, por lo que esta decisión se toma lejos de la participación y el diálogo necesarios en un proceso como este, que afecta directamente a nuestro municipio y sus ciudadanos”, a lo que agrega que “han procedido desde el más absoluto oscurantismo, falta de transparencia y opacidad, poniendo de manifiesto, una vez más, las malas formas de un gobierno débil, que es incapaz de llegar a consensos y buscar alternativas a asuntos tan importantes como la gestión de residuos de la Isla de Tenerife, que atentan directamente contra nuestro desarrollo sostenible”.

Al respecto de esta situación, Valentín González Évora ha manifestado que “rechazamos rotundamente cualquier imposición política que se haga al Ayuntamiento de Arico, a quien todavía el Cabildo no ha dado respuesta sobre su reivindicación histórica en relación al convenio de compensación por la ubicación del Complejo Ambiental en su territorio”. González Évora calificó este punto como “una falta de respeto institucional intolerable, que lamentablemente se ha convertido en un proceder habitual en municipios pequeños que no tienen el mismo color político que el gobierno de la institución insular”.

Finalmente, González Évora concluye que “la incineración debe ser, para cualquier administración, la última de las opciones, por lo que nuestra formación política rechaza de plano esta decisión, que entendemos apresurada por no haber cumplido con los pasos indicados por la Unión Europea: la prevención, el reciclaje, la reutilización y la valorización material”. 

Teniendo en cuenta que de 517 mil toneladas de residuos que llegan al Complejo Ambiental, solo se recicla el 10%, “entendemos que el Cabildo debe apostar por alternativas a lo que plantea en Arico, aportar los medios y recursos necesarios para que el proceso se realice de acuerdo a la normativa europea, y explorar alternativa como la utilización del quinto contenedor, que hasta el momento solo han puesto en marcha los municipios de Santa Cruz y Granadilla”.