Buscar
08:22h. viernes, 17 de septiembre de 2021

El PSOE de las 60.000 camas en Adeje le para 3.000 a Arico en un proyecto que había declarado estratégico

Yo creo que hay una no sé si mayoría o minoría social en Tenerife, y en Canarias, a la que le parece que ya está bien de tanta cama, el “no hay gente pa tanta cama” de Yeray Rodríguez. Hasta ahí correcto, pero de por qué la peña se levanta en armas cuando se habla de 3.000 camas, prácticamente las primeras, en Arico que es el pueblo con más costa y más grande de la Isla (dicen que es La Orotava porque los señoritos se cogieron Las Cañadas vaya usted a saber por qué pero nada que ver) y se las trae al pairo los cuatro nuevos hoteles de este año en Guía de Isora (más de 4.000 camas casi inminentes) o los megalómanos proyectos turísticos de Fraga para El Puertito de Adeje y su entorno, cerca de 4.000 también para empezar a hablar, cuando ese municipio ya va por 60.000, afectando este último proyecto a espacios declarados de interés científico.

 

Arico proyecto Hotelero
Arico proyecto Hotelero

Ese es el gran misterio, lo demás pues obviamente cada uno pensará lo que pensará y todo será más o menos respetable como es lógico.

A mí me parece escandaloso, francamente, que los alcaldes socialistas del Sur hicieran frente común en su día contra las grandes superficies comerciales y hoy día se esté desarrollando en Las Torres, feudo socialista por excelencia, la mayor de Canarias. Y en cuanto a camas turísticas pues o se paran o no se paran, pero utilizarlas como arma de venganza política, que es estrictamente lo que ha ocurrido con Arico; pues en fin, cualquiera diría que no es decente.

¿Es Arico el pueblo más discriminado y menos apoyado de la isla de Tenerife?

Pues claro, eso lo ve cualquiera. No es que vaya toda la basura de la Isla de aquella manera, cientos de millones de euros nos hemos gastado sólo en transporte para llevarnos los residuos a lo que hemos tomado como nuestro patio trasero. No, hoy día además la única cantera activa de la Isla está allí, lo que a nadie le preocupa pese a que está destruyendo no un fondo de barranco como en Güímar donde existían unos depósitos de materiales sino un paisaje único y cargándose riscos y barrancos enteros sin más.

Por tanto la historieta de Valbuena y su segundo de abordo de que había unas tabaibas que no habían visto, sobre todo cuando el propio PSOE declaró el proyecto de Abona como estratégico e impuso unas condiciones que los promotores cumplieron sobradamente pegando la urbanización a la autopista y dejando totalmente expedito el tránsito de arena que es lo verdaderamente valiosos de ese entorno, es simplemente una excusa para castigar a Arico seguramente asunto de la moción de censura que les apartó del poder, que yo no entro ni salgo en lo de las andanzas políticas del alcalde que en eso cada uno tiene sus historias pero no es lo mío.

Lo que si digo es que si las tabaibas, como han puesto negro sobre blanco en el informe unos supuestos técnicos del Gobierno de Canarias, no se pueden trasplantar (los cardones y tabaibas más impresionantes que yo he conocido nunca estaban en donde hoy se asienta el Siam Park y no quedó ni rastro) pues será que no se pueden trasplantar ni en Arico, ni en Granadilla ¡el destrozo del puerto inútil!, ni en Adeje o Guía de Isora y no digamos nada en la zona de Atogo donde han cogido un millón de metros cuadrados para un circuito homologable para Fórmula 1. ¿Que no había Tabaibas y cardones en Atogo o qué? ¿Acaso la nueva autopista que representa el tren del sur no afecta a las tabaibas?

Reconversión del modelo económico sí, turismo de masas ya está bueno, ni más pistas de aeropuertos ni más leches; pero ese cuento o nos lo aplicamos todos o eso de Arico es una cacicada de marca mayor que cualquier persona con el mínimo sentido de la justicia y la equidad debería enfrentar no por estar más o menos de acuerdo con el proyecto, concretamente yo preferiría un modelo de desarrollo completamente distinto para Arico y para la Isla; sino porque representa un ensañamiento con un pueblo que tiene el mismo derecho que la tierra de los marqueses de Adeje o Güía, que reclama también un puerto gigante y altamente impactante para dar servicios a esos hoteles sobre una reserva marina única en Europa (si es que esto es Europa), a buscar una salida que a mi no me parece la mejor, pero por el momento nadie ofrece otra cosa.

En Punta de Abona se podían hacer hoteles en el frente de playa, puerto deportivo, campos de golf y playas artificiales; nada está protegido y el ordenamiento urbanístico lo permitía. Los mismos que desde el Cabildo pusieron, que me parece perfecto, unas restricciones para que aquello no se convirtiera en locura y que los promotores cumplieron escrupulosamente vienen ahora, desde el Gobierno de Canarias, y dicen que donde dije digo digo Diego y que en otros sitios si pero en Arico no.

Blanco y en botella… para mi eso es lo más parecido que he visto a lo de tomar resoluciones injustas a sabiendas de que son tremenda cafrada, en este caso con claros tintes de venganza política. Valbuena, por lo que yo le conozco, es un tipo extremadamente sectario y le creo capaz de eso y más. Mucha gente se alegra de que ese sectarismo haya parado ese proyecto, al fin y al cabo es proteger un entorno que por otro lado a nadie ha importado un carajo jamás y aquello es un caos de impactos de todo tipo; pero yo creo que antes que nada está el sentido de la justicia y de la equidad que en Punta de Abona hace aguas por todas partes. De la noche a la mañana no se pasa de ‘estratégico’ a de ‘impactos insalvables’ que se permiten mucho peores a pocos kilómetros donde lo único que cambia es el signo político.