Buscar
jueves, 20 de junio de 2024 23:31h.

Arona

ADESA ha logrado sanear sus cuentas tras la nefasta gestión del anterior Gobierno

La junta general de ADESA ha aprobado por unanimidad este miércoles 5 de junio la cuenta general de 2023 de esta sociedad que gestiona los centros y recursos asistenciales del Ayuntamiento de Arona, entre ellos, el Centro de Día y la Residencia de Mayores de Los Cristianos, el Centro Infantil de Buzanada y la Escuela Infantil de El Fraile, el hogar de menores tutelados de Chindia, la Casa de Acogida NIRA y el Centro de Diversidad Funcional de El Mojón. 

 

Arona Puri Martín(1)
Puri Martín: La junta general de la sociedad municipal ADESA ha aprobado por unanimidad sus cuentas de 2023

Estas cuentas recogen el balance de la gestión económica de esta sociedad que en 2023 recibió unos 2,2 millones de euros de ingresos de explotación procedentes mayoritariamente de recursos económicos transferidos por el Ayuntamiento de Arona, y en parte también del IASS, que cofinancia la residencia de mayores y los dos centros de acogida.

Ese dinero se destinó principalmente a gastos de personal (1,9 millones de euros), otros gastos de explotación (345.000 euros) y de aprovisionamiento (314.000 euros), cerrando el ejercicio contable con 381 mil euros de cifra de negocio. Dado su fin social, la empresa carece de beneficios.

Pura Martín, concejala responsable de ADESA, ha apuntado que poner al día estas cuentas ha supuesto “un esfuerzo importante” porque al asumir la gestión de esta sociedad a mediados del año pasado, justo después de las elecciones municipales, “nos encontramos con una gestión desorganizada que, por fortuna, hemos logrado revertir: hoy por hoy ADESA está saneada, con sus cuentas al día”, destacó.

Ha detallado en ese sentido que las cuentas anteriores a junio de 2023 “se caracterizan por una mala gestión y falta de administración”, todo lo cual “supuso retrasos en el abono de subvenciones, una multa grave de la Seguridad Social por presentar pagos fuera de plazo, la imposición de realizar una doble auditoría, hacer malabares con contratos injustificados y en ocasiones desorbitados e  innecesarios así como con gastos sin factura, afrontar pagos por obras y trabajos mal ejecutados e incluso peligrosos y, lo peor, poner al día la disponibilidad de recursos humanos y las inversiones necesarias para que los centros que gestiona ADESA pudieran prestar sus servicios de manera aceptable”.

Martín ha apuntado que a pesar de todo ello, “la Junta de hoy volvió a estar marcada por la crítica salida de tono y los reproches de la oposición socialista, que como viene siendo habitual, omite todos sus desmanes y errores, por graves que sean, y magnifica airadamente su sentido crítico hacia la gestión del actual equipo de gobierno”.