Buscar
viernes, 21 de junio de 2024 00:00h.

Dácil, Fátima y Clari, llegaron con luz propia para sacar a Arona del ostracismo.

Corren nuevos tiempos en Arona. Superada la travesía del desierto, celebramos el liderazgo de tres mujeres valientes que, tras su aterrizaje en un ayuntamiento convertido en un extraño castillo oscuro, han abierto las ventanas y sacudido las alfombras.

Triunvirato de Arona_n(1)
Año viejo, Arona nueva, Dácil, Fátima y Clari, aire fresco para una Arona sumida en el ostracismo.

Fátima, Dácil y Clari afinan la melodía interpretada por sus equipos y plantan la semilla de la concordia en un jardín necesitado de los mejores cuidados. Y como el caudal de agua fresca que trae esa lluvia tan esperada, se emplean a fondo para transformar el pesimismo reinante en ilusión renovada.

La urgencia de este imprescindible cambio en Arona tiene muchos frentes abiertos y no todo se puede resolver a corto plazo, sino con una visión estratégica que marque objetivos a cumplir en un horizonte de dos legislaturas como mínimo.

Pronto se aclarará el aire viciado que se respiraba en el Plan Parcial del Mojón, un espacio de enorme potencial para que el uso turístico conviva con el de ocio, sin olvidar la adecuación del entorno y las mejoras en movilidad que devolverán a la capital del sur al lugar que le pertenece como motor económico de Tenerife.

Un proyecto integral que incluya la conexión directa con el Puerto de Los Cristianos desde la autopista, y que rescate a su núcleo comercial y costero de la decadencia. Agilizar los trámites de gestión en los servicios a la ciudadanía, reducir las trabas burocráticas, atraer inversión, apoyar a pymes y emprendedores; son claves en la acción de una corporación municipal desacomplejada.

A la remodelación de los paseos marítimos y la puesta en marcha de los planes de desarrollo urbanístico pendientes de ejecución, se suman las infraestructuras sanitarias y educativas que cubran las demandas de la población. Dinamizar a los jóvenes y proteger a nuestros mayores, aprobar eficientes y eficaces políticas de empleo, distintivos de una Arona que se quiere, integradora y sostenible, marca de prestigio, símbolo de excelencia, innovación y progreso.

¡Feliz Arona 2024!