Buscar
lunes, 15 de julio de 2024 13:20h.

Arona

Anulada la suspensión, precinto y multa al centro comercial Arts decretado por el alcalde de Arona, José Julián Mena

El Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 3 de Santa Cruz de Tenerife ha fallado a favor de la empresa Melisolfi Consulting y declara nulo de pleno derecho la suspensión y el precinto de las obras en el centro comercial Arts, en la playa de El Camisón, así como la multa impuesta por el exalcalde de Arona, José Julián Mena, tras un largo proceso de recursos iniciados en 2021.

centro comercial arts
Vista aérea del centro comercial Arts, en la playa de El Camisón, en Arona.

El fallo declara nulos de pleno derecho y deja sin efectos esos actos administrativos y declara la anulabilidad de los actos recurridos, retrotrayendo las actuaciones hasta el momento en que se detectó el vicio procedimental.

Todo ello con expresa condena a la Administración demandada al pago de las costas causadas, nunca superior a los 1.500 euros.

Tanto la Orden de suspensión de actuación en curso como la resolución por la cual se incoa procedimiento sancionador se dictan sin la existe en el expediente administrativo de informe técnico que constate que obras en cuestión se estaban ejecutando sin el correspondiente título habilitante.

La multa

El Ayuntamiento de Arona impuso en abril de 2021 una sanción de 190.000 euros a la empresa Melisolfi Consulting S.L., promotora del centro comercial Arts, por una infracción tipificada como muy grave al ejecutar obras de urbanización sin autorización. El expediente administrativo del Ayuntamiento,  fue resuelto por el alcalde, José Julián Mena, el pasado 9 de abril después de que fueran rechazadas las alegaciones presentadas por la promotora, según publicó Diario de Avisos. 

La Fiscalía Provincial de Santa Cruz de Tenerife presentó el  30 de marzo una denuncia tras apreciar indicios de un presunto delito urbanístico en la construcción del centro comercial, que permanece precintado, después de abrir una investigación de oficio en junio de 2020. El edificio incumple, presuntamente, el planeamiento municipal vigente.

Las supuestas irregularidades detectadas consistían en un aumento injustificado de la altura y de la superficie del centro comercial, que se adaptó a las condiciones establecidas en el Plan de Modernización, Mejora e Incremento de la Competitividad (PMM) de Los Cristianos, que nunca entró en vigor al ser retirado por el Gobierno de Canarias.