Buscar
domingo, 23 de junio de 2024 08:02h.

Arona celebra los 20 años del Centro Infantil Municipal de Buzanada

El Ayuntamiento de Arona celebra los 20 años del Centro Infantil Municipal de Buzanada y para ello la alcaldesa de Arona, Fátima Lemes; la primera y segunda teniente de alcalde, Clari Pérez y Dácil León; y las concejalas Ruth Guacimara Martín, Guacimara Tavío y Pura Martín han visitado las instalaciones, felicitando a su directora Mónica González, su personal y al alumnado. 

 

Centro Infantil Buzanada(1)
El equipo ha participado en el crecimiento educativo de 1.500 alumnas y alumnos desde su apertura en 2003

El 10 de octubre de 2003 abría sus puertas el Centro Infantil Municipal de Buzanada y desde ese día no ha dejado de evolucionar y crecer junto a su alumnado. El centro ha mejorado sus instalaciones poco a poco y ha modificado sus programaciones adaptándolas a las nuevas leyes educativas. 

A lo largo de estos 20 años, ha pasado de ser un centro asistencial a uno educativo, con el esfuerzo y compromiso que eso conlleva: no es solo atender las necesidades básicas de los más pequeños, sino de llevar una programación anual diversa que favorezca su desarrollo integral, con personal cualificado que realiza su trabajo con dedicación y cariño. 

Cerca de 1.500 alumnas y alumnos han sido los protagonistas de estos años de aprendizaje, la mayoría de ellos vecinos de Buzanada, por lo que en muchas ocasiones el personal y las familias se conocen, lo que ha fortalecido aún más si cabe ese crecimiento social y emocional del centro. 

 

Centro Infantil Buzanada 1(1)
El equipo ha participado en el crecimiento educativo de 1.500 alumnas y alumnos desde su apertura en 2003

Con gran esfuerzo y entrega, durante estos años han vivido momentos mejores y otros que han supuesto un gran reto. Unos de los mayores a los que se ha enfrentado este centro ha sido la pandemia, la incertidumbre y el inicio del curso tras el confinamiento. Contaron con un plan de contingencia claro y unos protocolos de actuación muy seguros, y aunque la imposibilidad de ver las sonrisas y el contacto en forma de abrazos, gracias a la profesionalidad del equipo, no hubo ningún problema a destacar en ese curso, y celebraron por todo lo alto la finalización de las restricciones.

20 años que celebrar

Durante estas semanas, el centro ha estado festejando este aniversario y lo ha hecho con varias actividades entre las que destaca la exposición de fotografías ‘20 años hilando recuerdos’, que presentan la evolución no solo del centro, sino de aquellos que han formado parte de esa historia: personal, familias y niños.

También han querido que esa huella atemporal quedara plasmada de alguna manera de forma física en un gran mural en el que han invitado, a todos los que han formado parte de este gran proyecto educativo, a dejar la huella de la mano pintada como símbolo de pertenencia a un centro que se ha convertido en una gran familia.

El centro y su equipo

El centro cuenta con 14 trabajadoras: la directora del centro, siete educadoras que son las encargadas de tutorizar las aulas y ser el referente para pequeños y familias; tres asistentes infantiles que se encargan de prestar apoyo para que las niñas y niños estén lo mejor atendidos posible; y dos personas encargadas de la limpieza para que el centro esté en plenas condiciones. Además, como tiene cocina propia, también cuenta con una cocinera que elabora unos menús equilibrados y siguiendo las necesidades del alumnado, desde alergias o intolerancias, hasta aquellos adaptados a las creencias religiosas.

El CIM Buzanada consta de entre 91 y 96 plazas autorizadas para alumnado de entre 0 y 3 años, organizadas por niveles y respetando las ratios: 8 menores del nivel de 0 a 1 por aula; 13 menores del nivel de 1 a 2 por aula; y 18 menores de 2 a 3 por aula.

A su vez, el centro cuenta con siete unidades o aulas, una sala de psicomotricidad, una biblioteca, cinco zonas de juego al aire libre techadas para poder tener sombra, una gran sala de comedor, un huerto de grandes dimensiones con árboles frutales y zona de sembrado para que el alumnado pueda trabajar en él. Además, todo el perímetro del centro se encuentra ajardinado.

El equipo docente del centro elabora la programación educativa adaptada a la ley con actividades que ponen el foco en las vivencias, para que el alumnado aprenda haciendo, siendo los protagonistas en todo momento. El hilo conductor en este curso escolar se basa en la adquisición de la autonomía, los hábitos de vida saludable y la educación emocional.

Una rutina adaptada a los más pequeños

Desde las 7:30 y hasta las 9:00 las familias pueden acudir al centro a dejar a sus hijas e hijos, momento en el que se cierra el centro para comenzar con las actividades y las rutinas del día. En función del rango de edad del alumnado se realizarán unas u otras actividades como las que se llevan a cabo en el aula, psicomotricidad, talleres, huerto... hasta el momento del desayuno y aseo. El momento del juego, sobre las 10:00 horas, en las zonas de los patios se organiza también por niveles y, tras una hora de distracciones se vuelven al aseo y a las aulas para realizar actividades de calma, tales como narración de cuentos, proyección de colecciones didácticas, canción de yoga, todo ello hasta la hora del almuerzo que se compone de un primer plato reforzado con proteína (pollo, pescado o ternera), segundo plato y postre. 

Después de la comida, el alumnado pasa por el aseo y realiza una pequeña siesta ya que sobre las 14:30 horas, cuando se despiertan, toman un pequeño tentempié y salen a los patios en los que las familias pasar a recogerlos hasta las 16:30 horas, momento del cierre del centro.