Buscar
viernes, 12 de julio de 2024 13:33h.

Cabildo yl Ayuntamiento de Arona coordinan las actuaciones para la mejora de las aguas en la comarca sur

El Cabildo de Tenerife y el Ayuntamiento de Arona han mantenido un encuentro para para conocer el estado de las obras de depuración y reutilización en Arona Este y San Miguel y la red de colectores, impulsiones y emisario terrestre complementarias que se están ejecutando en la actualidad y cuya inversión ronda los 78 millones de euros.

Aguas-2(1)
Los trabajos de la depuradora de Montaña Reverón y los colectores e impulsiones complementarias que ejecuta Acuaes en Arona suponen una inversión de 78 millones de euros

 Las actuaciones, encomendadas a Aguas de las Cuencas de España (Acuaes), están cofinanciada con la ayuda del Fondo Europeo de Desarrollo Regional FEDER 2014-2020, dentro del Programa Operativo Plurirregional de España (POPE) y la previsión es que estén finalizadas durante el próximo año.

La reunión contó con la presencia de la consejera de Medio Natural, Sostenibilidad y Seguridad y Emergencias, Blanca Pérez; la alcaldesa de Arona, Fátima Lemes; la primera teniente de alcalde y concejala de Medio Ambiente, Sostenibilidad y Servicios Públicos, Clari Pérez; el gerente del Consejo Insular de Aguas de Tenerife, Javier Davara, así como varios concejales del consistorio sureño y representantes de Canaragua y Acuaes y técnicos de ambas Administraciones. 

Blanca Pérez explica que “se tratan de obras de interés general del Estado que tienen como objetivo el tratamiento de aguas residuales urbanas, así como la regeneración de aguas residuales depuradas para permitir su reutilización para el riego agrícola y la red de conducciones de las aguas a la EDAR y el vertido cero”, al tiempo que señala que se ha acordado la creación de una comisión mesa de seguimiento sobre los trabajos constructivos. 

“Las dos obras están a cargo de Acuaes y son de suma importancia para el tratamiento adecuado de las aguas residuales en la zona en los municipios de Arona, San Miguel de Abona y Vilaflor. Estas infraestructuras permiten recoger y tratar aguas residuales para su regeneración y emplearla con fines agrícolas”, explica Pérez. 

La alcaldesa de Arona, Fátima Lemes, destacó que “el seguimiento de estas actuaciones tan importantes para el municipio es fundamental, por eso agradecemos al Cabildo y a todos los participantes este encuentro porque es necesario que estemos al día con la obra de saneamiento y canalización en Arona. Es una cuestión que afecta a todos y debería haberse tratado hace mucho tiempo.”

Por su parte, la primera teniente de alcalde y concejala de Medio Ambiente, Sostenibilidad y Servicios Públicos, Clari Pérez, señaló que “valoramos muy positivamente la reunión porque nos permite seguir trabajando de manera muy estrecha con el Cabildo. Hemos abordado las obras de instalación de los grandes colectores para poder acabar con los problemas de saneamiento que tenemos en Arona con todos los agentes que estamos involucrados: Ayuntamiento, Cabildo, Consejo Insular de Aguas, la empresa adjudicataria y la contrata que está haciendo la obra. También se ha acordado crear como una comisión de seguimiento para seguir analizando la marcha de estas obras”.

Durante la reunión también se abordó el convenio entre el Consejo Insular de Aguas de Tenerife y los ayuntamientos de Arona y San Miguel mediante el cual se gestionará todo el sistema, esto es, la depuradora, los colectores y las estaciones de bombeo. Dicha gestión se realizará por parte del Consejo Insular de Aguas una vez que estén finalizadas las obras, previsiblemente, a finales de 2025. Una vez concluidos los trabajos de la Estación Depuradora de Aguas Residuales Comarcal de Montaña Reverón -ubicada en el complejo hidráulico de Valle San Lorenzo- y la nueva red de colectores, impulsiones y emisario terrestre complementaria, se podrá poner a disposición del sector agrícola unos 24.275 metros cúbicos de agua al día de riego (el equivalente a 10 piscinas olímpicas).

Los proyectos garantizarán el agua tratada a toda la medianía de esta parte del sur de la Isla, ya que los vertidos se impulsarán a la EDAR Montaña Reverón a través de estaciones de bombeo de aguas residuales de Guaza, Las Galletas, Palm-mar, Malpaso, Costa del Silencio, Golf del Sur, Lomo San Blas y Tamaide. De esta forma, se evitarán los vertidos al mar y se depurará el agua para el riego agrícola.