Buscar
01:50h. lunes, 26 de julio de 2021

CC -PNC de Arona denuncia la “pésima” señalización vial en Valle San Lorenzo

Coalición Canaria-PNC de Arona ha denunciado hoy el “pésimo” estado de la señalización vial en la carretera general TF-28 de Valle San Lorenzo, una situación que provoca “un gran malestar entre los comerciantes de la zona y que supone un peligro para los vecinos y vecinas”.

Falta señalizacion Valle San Lorenzo 1_Fotor
Los nacionalistas critican la falta de señales verticales y horizontales en la carretera TF-28, una de las principales arterias comerciales de la zona, lo que está provocando el malestar de vecinos y comerciantes.

Los nacionalistas critican que en la zona “la señalización vial está en un estado lamentable. Faltan señales horizontales y verticales, mientras que los pasos de peatones casi ni se distinguen”. Esta situación, ya que se da en una de las principales vías comerciales de este núcleo de Arona, “está provocando un gran malestar entre los comerciantes y los vecinos”.

Desde CC-PNC denuncian que el Cabildo de Tenerife “es el responsable del mantenimiento de estas señalizaciones, pero también responsable es el Ayuntamiento de Arona, que no hace su trabajo y exige al Cabildo el arreglo inmediato de esta situación”. “El Cabildo debe ejecutar el mantenimiento inmediato de la zona, y el Ayuntamiento tiene que empezar a luchar por el bienestar de los vecinos y vecinas, a lo que tiene abandonados”, critica.

Desde CC-PNC en el municipio exigen al Gobierno local del PSOE y al Cabildo de Tenerife, institución de la que es competencia, que arreglen esta situación de inmediato “para solventar un problema que tiene indignados a los vecinos y vecinas”. 

Esta situación de dejadez del Gobierno local socialista “es otra muestra más del caos político en la que está sumido el municipio de Arona. Además, no son ni capaces de ponerse de acuerdo con el Cabildo de Tenerife, gobernado por Pedro Martín, para arreglar este problema”, denuncian los nacionalistas.

Los nacionalistas afirman que “esta es otra muestra más de la inacción de los gobernantes de Arona, más preocupados en sus peleas internas que de resolver los problemas de los vecinos y vecinas del municipio”. Además, “no son capaces ni de ponerse de acuerdo con instituciones del mismo partido”, sentencian.