Buscar
viernes, 02 de diciembre de 2022 15:42h.

El colectivo “Arona Lucha” muestra su indignación por la designación de Lucas Casañas como candidato de Podemos Arona

El colectivo sociocultural ARONA LUCHA, formado por militantes históricos anticorrupción, así como miembros de diferentes movimientos sociopolíticos y culturales del Sur de Tenerife, muestra su indignación por la designación de Lucas Manuel Casañas Plasencia como candidato de Podemos en Arona.

Ayuntamiento_Arona_fachada_Fotor
El grupo tacha la decisión del partido morado de traición a las personas que confiaron en ese espacio político para regenerar la política

“Acaba de consumarse una enorme traición a quienes habíamos confiado en ese espacio político para regenerar la política, así como al movimiento asambleario progresista de nuestro municipio”, afirma Sergio Cabrera, portavoz del grupo.

El colectivo recuerda que Casañas, nuevo líder municipal de la formación morada, había pasado antes por otros partidos políticos y formó parte en 2011 de la candidatura encabezada por José Alberto González Reverón, exalcalde corrupto de Arona, inhabilitado 17 años por prevaricación administrativa. De hecho, “en aquella campaña electoral y durante años, Casañas fue el designado por Berto para combatir en redes sociales al movimiento Arona Anticorrupción, lo que cumplió al pie de la letra, enfrentándose a nuestra plataforma y a todas las personas decentes que luchábamos para frenar el robo continuado a nuestro pueblo”, manifiesta el portavoz de ARONA LUCHA.

Pero a finales de 2012, González Reverón, condenado junto a otros miembros de la corporación municipal, se vio obligado a abandonar su cargo, lo que aceleró el hundimiento de CC en Arona. Así que cuando surgió Podemos en 2014, Casañas vio que era el momento para cambiar de chaqueta y trepar en el nuevo espacio político. Según Cabrera, “desde entonces, este personaje de dudosa reputación ha medrado hasta alcanzar su actual liderazgo procorrupto en un círculo de Podemos cooptado por gente proveniente de Nueva Canarias y de la propia CC”.

ARONA LUCHA considera que este nuevo varapalo para la izquierda municipal acaba de hundir a un espacio político que ya estaba muy debilitado tras años de deriva catastrófica. En 2019, Sí Podemos había obtenido un concejal, Julio Concepción, histórico militante de la izquierda y de la lucha anticorrupción en el Sur de Tenerife, lo que generó una enorme ilusión en este ámbito. “Pero aquel comienzo esperanzador fue solamente un espejismo porque una serie de decisiones desafortunadas en el ámbito local, de las que fuimos corresponsables, unidas a la deriva tránsfuga y ombliguista de la concejala que sustituyó a Julio y de las permanentes omisiones de responsabilidad por parte de Sí Podemos Canarias, hirieron de muerte al proyecto político por el que tanta gente había luchado”, afirma Cabrera.

Ante la presentación de Casañas a las recientes primarias de Podemos en Arona, se informó a la dirección canaria del partido morado de la trayectoria y reputación del personaje, quejas a las que se les hizo caso omiso ante el asombro y la decepción del colectivo ARONA LUCHA y de una mayoría de la ciudadanía más comprometida del municipio.

Según Cabrera, “queda claro que tanto Noemí Santana como Laura Fuentes y Manolo Marrero han preferido traicionar el legado de la lucha anticorrupción en Arona por un imaginario puñado de votos para el Parlamento de Canarias y el Cabildo de Tenerife, importándoles muy poco el Sur de la isla y el movimiento asambleario de nuestro pueblo”.
Esta situación está provocando que decenas de personas inscritas en Podemos en esta comarca decidan darse de baja del partido morado. “Sepan Noemí, Laura y Manolo que muchas gentes decentes y de izquierda de Arona nos sentimos traicionadas y huérfanas de proyecto político. Sepan ustedes que pagarán un precio en las urnas, en esas donde quieren pescar a cualquier precio y la gota que colma el vaso en que lo hagan con un candidato de la peor tradición, la más corrupta, del nacionalismo canario”, sentencia Sergio Cabrera, dirigiéndose directamente a Santana, Fuentes y Marrero.

Por último, y ante la situación descrita, ARONA LUCHA manifiesta que no apoyará a ningún partido político en las elecciones municipales y autonómicas de mayo de 2023, salvo que se dé un cambio radical del actual escenario.

“Mientras y como siempre hemos intentado, proponemos mirar desde el Sur y para el Sur, con el fin de construir un proyecto sociopolítico autocentrado, a la vez que seguimos tejiendo redes de empatía entre la ciudadanía aronera, con los movimientos sociales y a favor de todas luchas por la justicia y la dignidad que nuestro pueblo merece”, concluye Cabrera.