Buscar
viernes, 02 de diciembre de 2022 16:42h.

Seis concejales de de Arona se dan de baja del Partido Socialista

Dacil León, Sebastián Roque, Yurena Garcia, Pura Martín, Elena Cabello y José Luis Gómez solicitan por registro de entrada en el Ayuntamiento su baja del grupo municipal socialista y su pase a concejales no adscritos.

Disidentes psoe Arona _Fotor
Dacil León, Sebastián Roque, Yurena Garcia, Pura Martín, Elena Cabello y José Luis Gómez solicitan por registro de entrada en el Ayuntamiento su baja del grupo municipal socialista y su pase a concejales no adscritos.

Los exconcejales socialistas justifican esta decisión en base a los continuos incumplimientos y la alarmante falta a la verdad por parte del Partido Socialista, la poca voluntad de asumir y tomar decisiones por el bien de Ayuntamiento, del Municipio y de los ciudadanos de Arona.

Mantienen que los órganos de decisión del PSOE han expresado, en diferentes reuniones estos dos últimos años, la retirada del apoyo a Mena y han recalcado su nefasta gestión de la crisis interna del grupo de gobierno. Ahora, con la decisión de apoyar su candidatura a la Alcaldía, estos seis concejales en bloque, sienten la necesidad de seguir velando por los intereses de los ciudadanos de Arona fuera del Partido Socialista ante la incoherencia de palabras y actos del propio partido.

“Nos obligan a tomar una decisión dolorosa y traumática, forzándonos a dejar nuestro partido. Un partido al que hemos pertenecido, defendido y en el que hemos militado muchos años. Algunos, más de 20 años. No podemos seguir representando al Partido Socialista en Arona porque consideramos muy grave la incoherencia de lo manifestado a este grupo de concejales durante los dos últimos años y la sorprendente decisión de apoyar a Mena a la Alcaldía de Arona. Las mentiras, los engaños y la falta de información ya no se sostienen.”

Y, además, añaden “el Partido Socialista no se ha dirigido en ningún momento a este grupo, a pesar de la solicitud reiterada de reuniones a través de varias vías. No hemos obtenido respuesta. Se ha faltado a la verdad y a la palabra dada y están permitiendo que continue el desgobierno en Arona, el cual, condena cada vez más al municipio.”

Los seis concejales entienden que “por encima de cualquier partido político, Alcalde o Concejal debe prevalecer el bien común, el normal funcionamiento de un Ayuntamiento y de un municipio. Lamentablemente, en este caso, el PSOE ha permitido, con su posicionamiento de perfil, una situación de grave fractura que ha derivado en una inexistente gestión pública y nula atención a los ciudadanos”.

“Desde abril de 2020 y a petición del propio partido, venimos informando del desgobierno de Mena a los diferentes órganos a nivel Federal, Regional e Insular; facilitando toda la información y actuando según las directrices indicadas por los órganos del partido, las directrices de los Secretarios Generales regional e insular así como de las Secretarias de Organización Federal, Regional e Insular; los cuales nos manifestaron los graves incumplimientos de Mena como Alcalde, su enorme malestar con Mena por ir contra de los propios órganos del partido, incluso, contra figuras relevantes del mismo.”

“Tras más de dos años, hemos demostrando quienes querían seguir en el partido, quienes lo defendían, quienes cumplían con la disciplina del partido, quienes acataban cada una de las indicaciones dadas por el PSOE ya que se había tomado la firme decisión de no apoyar a un Alcalde indisciplinado, con un expediente abierto, a una persona sin liderazgo, sin capacidad para gestionar y que tiene al municipio de Arona sumido en un caos nunca visto.

Nos manifestaron en diferentes ocasiones que Mena actuaba al margen del partido, haciendo caso omiso de las directrices del partido, de los estatutos y del reglamento y utilizándolos en base a su propio beneficio y no del partido”.

“Debe recordarse que fue el partido socialista quién abrió expediente de expulsión a Mena, no estos seis concejales, al apreciar indisciplina por su parte.” Además, apuntan que “actualmente esa situación se ha agravado: no solo no ha desaparecido el motivo de la expulsión sino que se ha hecho más evidente porque Mena no ha mostrado la voluntad de unir al grupo, ni de dialogar en el seno del partido, ni de propiciar un acercamiento de posturas”.

Los seis concejales insisten en que “defendimos desde el principio un acercamiento de posturas que nunca llegó. Lo que existió por parte de Mena, siendo consciente el PSOE, fue una caza de brujas. Alejaban, aislaba o revocaba delegaciones de áreas de Gobierno a todo aquel que quisiera reconducir la situación en el Ayuntamiento”.

Añaden que “El origen del problema del grupo de gobierno de Arona fueron las injerencias externas, con la complicidad del Alcalde, de personas ajenas a la administración pública. Creemos que buscaban una posición ventajosa para intentar hacer negocios con la información urbanística. Nuestra única petición a Mena fue la de alejar de las oficinas técnicas a cualquier agente externo a la administración y que pudiera perjudicar la gestión pública.

El intento del control de la información y la tramitación urbanística, conocido hoy por muchos vecinos y empresarios en Arona, se mantiene. Y esto es, precisamente, lo que hemos puesto en conocimiento de los órganos el PSOE en numerosas ocasiones”.

Los seis concejales, que pasarán al grupo de no adscritos, manifiestan sentirse enormemente decepcionados con un partido que les obliga a dar este paso al no cumplir ni asumir lo que ha manifestado durante todo este tiempo. Tras los acontecimientos de apertura de expediente de expulsión, hacer pública la indisciplina de Mena y manifestar su nula gestión, ahora, en un giro radical y sin explicación previa, se apoye su candidatura a la alcaldía y se olvide lo sucedido y manifestado hasta la fecha.

“El PSOE ha ignorado, incluso, la llamada de auxilio de estos concejales cuando hemos manifestado ataques personales, familiares y el intento de que alguno de nosotros tuviera problemas para incorporarnos a nuestros puestos de trabajo de origen”.

Concluyen manifestando que “nos vemos obligados a abandonar el PSOE pero lo hacemos con la cabeza alta por haber demostrado que nuestro único interés es mejorar Arona y trabajar por el bienestar de los vecinos.

Abandonamos el PSOE pero mantenemos nuestras actas porque el compromiso adquirido en 2015 y 2019 era con el municipio y los vecinos, compromiso que se mantiene firme e intacto y que nos permitirá continuar trabajando y defendiendo nuestro municipio como hemos hecho siempre.

Asumimos esta enorme responsabilidad defendiendo el interés general y seguiremos estando cerca de los vecinos y las vecinas, cerca de quienes nos necesiten para intentar mejorar Arona.”