Buscar
martes, 27 de septiembre de 2022 13:50h.

Cuatro concejales socialistas renuncian a sus áreas en Arona

Las concejalas Yurena García, Pura Martín, Elena Cabello y el concejal, José Luis Gómez, registran hoy sus respectivas renuncias personales como concejales con delegaciones en el Ayuntamiento de Arona. Esta decisión se produce como protesta por el apoyo mostrado por Ángel Víctor Torres para que Mena sea el candidato para las próximas elecciones.

Concejales dejan actas
Las concejalas Yurena García, Pura Martín, Elena Cabello y el concejal, José Luis Gómez, registran hoy sus respectivas renuncias personales como concejales con delegaciones en el Ayuntamiento de Arona.

Tras conocer y valorar la decisión del partido socialista de apoyar al actual alcalde de Arona como candidato en las próximas elecciones en contra claramente de lo comunicado en innumerables ocasiones y anunciado, en los últimos dos años, por diferentes órganos del partido así como por cargos orgánicos con responsabilidad, tanto en medios de comunicación como en alguna reunión mantenida, estos cuatro concejales nos vemos en la obligación de continuar siendo coherentes con nuestros actos y con las indicaciones ordenadas desde el propio partido socialista que manifestó y señaló que su candidata y la persona que lideraría el psoe en Arona sería Dácil León.

Tanto la Federal del Psoe, mediante su Secretaria de Organización, como las Secretarías de Organización Regionales e Insulares, nos comunicaron a los seis concejales socialistas en varias ocasiones su firme decisión de no apoyar y su oposición a que Mena repitiera como candidato en el municipio.

Durante estos dos largos años, los seis concejales hemos mantenido la disciplina, acatado los estatutos y el reglamento del partido y cuantas indicaciones nos llegaban de los diferentes órganos del partido, llegando al extremo de participar en reuniones organizadas por el propio psoe para desbancar mediante una moción de censura al Alcalde en coordinación con otras fuerzas políticas municipales para dar estabilidad, sentido y coherencia a la gestión pública municipal en Arona.

Si de algo se puede criticar a estos seis concejales socialistas que nos oponemos a nula gestión pública municipal de José Julián Mena, es de obedecer y acatar cada orden y directriz que desde el PSOE nos llegó, quedando muy claro que esas directrices estaban claras y asumidas por los órganos desde el partido hasta el punto de abrirle un expediente de expulsión al alcalde por su nula capacidad de liderar y permitir la ruptura de un grupo con mayoría absoluta.

Otro motivo que apoya nuestra decisión es que el partido socialista, en contra de su inicial criterio, nunca se pronunció respecto a la sentencia de la denuncia del Alcalde, sentencia que sólo aclaró que hubo un error material en la tramitación de su expulsión, sin entrar a valorar nunca los argumentos que motivaron la apertura del expediente expulsión por parte del psoe. En este sentido, no entendemos la no actuación del partido ante el pronunciamiento claro del juez ante un expediente de expulsión incompleto pero no ilegal y que el partido decidió no recurrir.

Algo que deseamos dejar claro estos seis concejales socialistas es que en mayo de 2020, inicio de la ruptura del grupo municipal, manifestamos tanto al alcalde como a diferentes miembros del partido socialistas reunidos en la casa del pueblo de Arona, que apoyábamos sin fisuras al alcalde y que la unidad del grupo sólo dependía de él y de alejar de la alcaldía, de ciertas áreas municipales y de la gestión municipal a personas ajenas al grupo y al ayuntamiento, personas que aún hoy continúan interfiriendo e influyendo en la gestión pública municipal. Hoy por hoy, no podemos seguir aceptando y continuar dando apoyo a la gestión de Mena que ha llevado al municipio a unos límites impensables de caos e inoperancia, situación de la cual no queremos ser cómplices.

A petición de diferentes órganos del psoe, con el objetivo de confirmar y fortalecer la decisión de no apoyar a Mena por parte del partido, hemos trasladado toda la información documental de la gestión pública en el Ayuntamiento que se nos requirió.

La entrega de nuestras delegaciones supone únicamente la materialización de no estar de acuerdo con Mena y su forma de hacer política en la actualidad, de gestionar lo público y de permitir injerencias en áreas municipales; lo que no hace al Ayuntamiento ser independiente, autónomo y trabajar por los vecinos en su toma de decisiones.

Por otro lado, esta decisión no hace sino reforzar nuestro compromiso con Arona, ya que creemos en la municipalidad como base del apoyo firme a las personas, que es lo más importante para un servidor público.