Buscar
martes, 04 de octubre de 2022 03:00h.

Los Cristianos vive su día grande con la tradicional procesión marítima de la Virgen del Carmen

El pueblo de Los Cristianos se volcó este domingo con su patrona, la Virgen del Carmen, la fiel protectora de los pescadores. Miles de personas acompañaron a la imagen en la procesión terrestre desde la parroquia Nuestra Señora del Carmen hasta la playa, donde asistieron a la San Misa celebrada en su honor.

Fiestas Los Cristianos _0380 2(1)
Miles de personas se dieron cita en el núcleo costero para vivir las Fiestas del Carmen. Tras la Santa Misa celebrada en la playa y la procesión marítima, el día acabó con una gran exhibición de fuegos artificiales.

La ceremonia religiosa fue predicada por el reverendo de San Lázaro en La Laguna, presidida por el párroco de Los Cristianos y cantada por el grupo musical Al sur.

Posteriormente, se embarcó la imagen de la Virgen, como es tradición, y se llevaron en recorrido marítimo, acompañadas por varias embarcaciones, hasta la punta del Palm-Mar. Tras arribar, regresaron al altar ubicado en el Muelle Viejo, donde les esperaba la Banda de Música de Arona. Después de la gran exhibición de fuegos artificiales en la bahía del núcleo pesquero, la procesión retornó a la iglesia de Los Cristianos.

Dentro de la programación de las Fiestas del Carmen de Los Cristianos, este domingo también se celebró la tradicional cucaña, en la que solo los más aventureros y aventureras se atrevieron a caminar por el palo de madera para intentar alcanzar la banderola. Una tradición de décadas que hizo vibrar, reír y aplaudir a todo aquel que se acercó al muelle para disfrutarla. 

Igualmente, los niños y niñas del municipio tuvieron su particular espacio con diversas actividades, sorpresas, fiesta de la espuma y castillos inflables en las plazas de Los Caídos y La Pescadora. 

Los vecinos y vecinas de Los Cristianos disfrutarán este lunes de la última jornada de las fiestas, donde las tradiciones continuarán primando con la celebración de la sortija de barco y el salpicón, para terminar con el baile de fin de fiesta en la plaza de La Pescadora.