Buscar
18:58h. lunes, 02 de agosto de 2021

Elena Cabello concejal de Servicios Sociales de Arona pide prudencia en la difusión de información que afecta a menores

En relación a las noticias difundidas en los últimos días sobre una madre y una menor de Arona que se encuentran en situación vulnerable, como concejal responsable del Patronato de Servicios Sociales hago un llamamiento a la prudencia de los medios de comunicación a la hora de difundir datos y detalles íntimos de menores, máxime cuando están recibiendo asistencia social y cuando la información personal difundida facilita su identificación y aumenta el riesgo de exclusión social. 

 

Elena Cabello_Fotor
Elena Cabello: La Concejalía de Servicios Sociales hace un llamamiento a la prudencia en la difusión de información sensible que afecta a menores.

No pretendo hacer reproches ni dar lecciones a nadie, ni mucho menos coartar la libertad de prensa ni eludir las críticas que pueda recibir como concejal de Servicios Sociales, sino invitar a la reflexión sobre la cautela que merece la información delicada que afecta a menores. 

Frente al testimonio de periodistas que han asegurado que el propio Gabinete de Prensa del Ayuntamiento de Arona ha difundido gran parte de los detalles que han trascendido sobre la situación socio familiar de la citada unidad familiar, es preciso aclarar que esa supuesta filtración a medios de comunicación no ha sido autorizada por el Patronato de Servicios Sociales. 

No está en mi ánimo criticar a quienes trabajan en el Gabinete de Prensa, pero es necesario dejar claro que el área de Servicios Sociales de Arona es sumamente respetuosa con las personas que atiende y que entre sus prioridades figura la salvaguarda del derecho a la intimidad de quienes reciben asistencia social, especialmente cuando se trata de información altamente sensible que afecta a menores.

Entre otras consecuencias de la vulneración de legislación sobre protección de datos personales, es preciso tener en cuenta que si se quiebra la confianza en la confidencialidad de la información personal de quienes acuden a los Servicios Sociales, muchas familias pueden verse expuestas e, incluso, pueden rehusar pedir ayuda por temor a verse comprometidas públicamente.