');
Buscar
miércoles, 21 de febrero de 2024 15:56h.

Emotivas Jornadas de homenaje al centenario de Eduardo Oramas Alayón

Las jornadas celebradas en Arona con motivo del centenario del nacimiento de Eduardo Oramas Alayón, Medalla de Oro del municipio de Arona e Hijo Ilustre de Tenerife, han resultado ser un éxito y un revulsivo importante para no solo destacar su relevante contribución a la preservación y difusión de la cultura y tradiciones de nuestro municipio y de la isla, sino también para crear conciencia sobre la importancia de preservar nuestras tradiciones. 

 

Centenario Eduardo Oramas(1)
Tres jornadas repletas de tradición y cultura que ponen han puesto el foco en preservar nuestras señas de identidad

Así quedó patente durante la última jornada en la que se entregaron los reconocimientos a las escuelas participantes del Primer Encuentro Nacional e Internacional de Jugadores del Palo, una emotiva tarde en la que estuvo presente la alcaldesa de Arona, Fátima Lemes, que agradeció “la labor que realizan las escuelas ya que es imprescindible pasar este legado a las nuevas generaciones, junto con el incalculable valor del trabajo y la herencia que dejó Eduardo Oramas Alayón”, un reconocimiento al maestro que se transformó en un prolongado y caluroso aplauso a la finalización del acto. 

El homenaje a este ilustre maestro del Juego del Palo y de la Mano, que dejó tras de sí un importante legado etnográfico y cultural, ha sido organizado desde la asociación Patrimonio Sur con la colaboración de la Concejalía de Patrimonio Histórico y del Patronato de Cultura del Ayuntamiento de Arona. Y ha incluido, entre otros actos celebrados en El Fraile, una suelta de palomas; el descubrimiento de un cuadro conmemorativo; la proyección de un documental y de la película inédita ‘Don Eduardo’; música con sus coplas; la presentación de 24 paneles informativos de su defensa personal de palo y mano; un concurso fotográfico; y la presentación del libro sobre este ilustre personaje.

Especialmente destacable la entusiasta y emotiva implicación del grupo folclórico Punta Rasca (Eduardo Oramas Alayón fue su director), de los grupos folclóricos participantes, del Club Colombófilo de Arona y, además de familiares y amistades, de gran cantidad de ex alumnos de la Escuela del Palo y la Mano de Don Eduardo, así como de personas que han ampliado sus conocimientos etnográficos gracias a este vecino de Arona que ha dejado una huella muy profunda.