Buscar
viernes, 21 de junio de 2024 00:00h.

Un hombre malvive en un banco de la Parada de guaguas en Los Cristianos

Al navegar por las redes sociales, es común encontrarse con un enfrentamiento entre miembros del Partido de Expertos de Redes Sociales (P.E.R.S.), quienes a menudo se refieren a otros como "los Fachas" o "los Rojos". Sin embargo, en lugares como la Estación de guaguas de Los Cristianos en el municipio de Arona, Tenerife Sur, la realidad de una persona sin hogar que lleva varios meses viviendo en un banco de la parada, rodeada de cartones y mantas, nos confronta con problemas de salud mental sin resolver.

Un hombre malvive en en banco de la Parada de Guaguas de Los Cristianos
Un hombre malvive en en banco de la Parada de Guaguas de Los Cristianos

Entonces, ¿quiénes son realmente esos "Fachas" y "Rojos"? Los transeúntes de la zona incluyen adherentes de diferentes creencias políticas, religiosas o ideologías, desde testigos de Jehová, socialistas, cristianos, musulmanes, fachas, rojos, del partido popular, de Podemos, anarquistas, ateos, ortodoxos, evangélicos, hasta seguidores de Coalición Canaria, Izquierda Unida, Más por Arona, entre otros.

 

indegente 103841(1)
Un hombre malvive en en banco de la Parada de Guaguas de Los Cristianos

Ante esta situación, miembros del Partido de Expertos de Bares y Terrazas (P.E.B.T.) hacen un llamamiento a cualquier individuo asociado a estas diversas etiquetas políticas, religiosas o equipos de algún tipo, para que puedan brindar ayuda a la persona necesitada en la parada de guaguas de Los Cristianos.

Se plantea la preocupación sobre llevar a esta persona a un Centro de Acogida, dado el delicado tema de la salud mental. Así, surgen dos cuestiones: ¿Quiénes son considerados "Fachas"? y, por otro lado, ¿Quiénes son los "Rojos"?

Según la percepción de mi amiga Carmensa, prima de Lala y amiga de Rosa María, quien posee un Seat Panda con llantas de magnesio y cierre centralizado, los "Fachas" son aquellos convencidos de siempre tener razón en todo, y los "Rojos" son quienes comparten esa misma convicción. Sin embargo, la realidad planteada nos llama a una reflexión más profunda sobre la diversidad de enfoques y la necesidad de atender a las personas más allá de etiquetas o posturas ideológicas rígidas.

Antiguamente a aquellos que actualmente se les denomina personas tóxicas, solían referirse como "gilipollas". Desafortunadamente, presenciamos a muchos individuos ignorantes enfrentándose entre sí con términos como "fachas" o "rojos". Sin embargo, al tratar con adultos, resulta difícil educarlos para que entiendan que cada persona es única y que la falta de educación es la causante de comportamientos negativos.

Todos somos ignorantes en cierto grado, sin intención de ofender, y cada uno tiene su propia perspectiva. Cuando un individuo carece de argumentos, suele recurrir a difamar a otros, olvidando que, en muchos casos, estamos interconectados de alguna manera y nos conocemos mutuamente. El mito de la perfección yace en el pasado. Descanse en paz el señor Perfecto, y que Dios lo tenga en su gloria junto a sus seres queridos.