Buscar
00:23h. domingo, 09 de mayo de 2021

Mena culpa a la oposición de su minoría absoluta

El raquítico  grupo de gobierno del Ayuntamiento de Arona, ha vuelto a quedar en evidencia al no poder aprobar los puntos que llevaron al pleno extraordinario de hoy. La oposición y cuatro ediles del PSOE contrarios a Mena, votaron en contra de ambos puntos del orden del día.

Pleno Arona 1_Fotor
La situación actual de gobernabilidad en Arona es insostenible

El alcalde de Arona, José Julián Mena, se queja por no poder aprobar ninguno de los puntos que llevo al pleno de hoy, se queja por una situación que ha creado él mismo, él es el responsable de haber dinamitado la mayoría absoluta con que contaba el PSOE en Arona. Mena tiene que saber que los asesores y cargos de confianza no tienen derecho a votar en los plenos.

José Julián se obcecó en la defensa de su pequeño Nicolás Jorge, en contra del criterio de la mayoría de su grupo de gobierno, que hartos de los "teje manejes" del asesor  pedían su cabeza con insistencia, inclusive algunos de los actuales ediles que apoyan al alcalde, están arrepentidos, y también se manifiestan molestos por la actitud de Nicolás Jorge, pero no lo hacen públicamente por temor a las represalias.

Pero como siempre, con esta situación el que sale perdiendo es el pueblo de Arona, si Mena pretende aprobar algo de ahora en adelante, tendrá que negociar con todos los grupos para obtener apoyos, y no volver a llevar ningún punto a un pleno, sin tener ya el trabajo hecho, no es lo mismo gobernar con mayoría, que en minoría, pero eso, ya lo sabes.

A Mena solo le queda gobernar así, hasta el final de la legislatura, o por el bien del municipio de Arona, y por dignidad política, presentar su dimisión.