Buscar
09:14h. lunes, 20 de septiembre de 2021

En Arona gobierna la oposición

Después del masivo envío de informaciones respecto a los puntos que se aprobarían en el pleno del día 29 de abril, en los que se presumía de grandes obras para en teoría el beneficio de los vecinos de Arona, con 13,4 millones de euros. Un pleno preparado para obligar a la oposición a votar a favor, pero no ha sido así.

Pleno Arona 2_Fotor
La mayoría del Pleno considera que los recursos públicos deben usarse “para rescatar a los ciudadanos”

La mayoría de los miembros del Pleno de Arona presentaron una enmienda a las modificaciones de crédito que el Alcalde José Julián Mena trajo a este último Pleno Ordinario.  La mayoría del Pleno (que representan  a todos los grupos de la oposición y a una parte del Partido Socialista) defendieron esta enmienda que “pone a las personas en el centro de todas las políticas municipales, apostando por un incremento de las partidas destinadas a Servicios Sociales y a todos aquellos aspectos que tengan que ver con el tejido productivo aronero, teniendo en cuenta la situación económica que atravesamos”.

Los concejales están de acuerdo en reivindicar la importancia de impulsar obra pública en el municipio, aunque “creemos firmemente que en este momento concreto, lo primero son las personas, y tenemos que garantizar que ni un solo aronero deje de tener cubiertas sus necesidades básicas en estos momentos tan críticos”.

“Las partidas destinadas a obras deben, por otro lado, estar consensuadas con todos los grupos que conforman la corporación, para poder trabajar de forma coordinada y realista, en función de las necesidades sociales y de servicios de cada núcleo de nuestro municipio”.

Desde esa consideración, “nos resulta del todo insuficiente que se destine 1,5 de 13,4 millones de euros a Servicios Sociales, ya que esta área se ha convertido en la referencia y en la única oportunidad que tienen miles de aroneros para salir adelante en estos tiempos tan difíciles que nos ha tocado vivir”.

Por este motivo, y teniendo muy en cuenta las circunstancias dramáticas que viven cientos de nuestros vecinos, los grupos firmantes “trabajaremos para que desde el Ayuntamiento se incrementen las partidas dirigidas a Servicios Sociales, que en los últimos tiempos, se ha convertido en el área ‘salvavidas’ para los aroneros que se encuentran en una extrema vulnerabilidad social”, y “nuestra intención con esta propuesta, no es otra, que dotar de mayores recursos, económicos y personales, al área para evitar esperas que son dramáticas para los vecinos, y responder con mayor agilidad a aquellos ciudadanos que están en situaciones críticas”.

Por otro lado, “también creemos que incrementar los recursos para salvar a las pymes y autónomos, así como al sector del taxi, de nuestro municipio debe situarse por encima de otras cuestiones, ya que Arona, como uno de los principales municipios turísticos de Tenerife, está sufriendo de una manera muy cruenta la destrucción de nuestro tejido productivo frente a un cero turístico que dura ya más de un año, y que está provocando que tengamos una de las rentas per cápita más bajas de España, así como el cierre indiscriminado de empresas que antes del 14 de marzo de 2020, eran las principales generadoras de empleo y riqueza en nuestro municipio”, por lo que “entendemos que también en este aspecto, Arona debe poner todos los recursos necesarios, para salvar nuestro tejido productivo, y que estos, a su vez, tengan un papel relevante en el proceso de recuperación económica”.

El equipo de Mena ya tienen lo que pretendían, sabían que con su ridícula minoría no iban a poder aprobar ningún punto, y eso les daría baza para atacar y culpar a los ediles afines al PSOE y el resto de la oposición de los males que afectan al municipio y así culparlos de la parálisis en Arona.

Mena, ha explicado que “la ruptura de la disciplina de voto en el Grupo Socialista y la actitud de la oposición es un suicidio político que se comete con alevosía y con toda la intención de dañar a los vecinos del municipio, que dudo que podamos olvidar el día de hoy, en el que se debía votar un plan para sacar al municipio de la crisis social y económica por valor de 13,4 millones de euros”.

Como conclusión, continua la parálisis que perjudica seriamente a los vecinos de Arona, y el principal culpable es el alcalde, Mena no ha sabido reaccionar, pasa el tiempo y no hace nada para reconducir la situación.

A José Julián Mena no le queda otra que, presentar su dimisión. Por el bien de Arona.