Buscar
viernes, 21 de junio de 2024 13:36h.

La operación salida y retorno de la semana santa moverá a unas 28.000 personas en el puerto de Los Cristianos, con un tráfico rodado para embarque de unos 20.000 vehículos

La operación salida y retorno de la semana santa, que concluirá el domingo por la noche, moverá un tráfico rodado de unos 20.000 vehículos y 28.000 pasajeros, según estimaciones de la Autoridad Portuaria, en el puerto de Los Cristianos (Arona). 

FERRY FRED OLSEN
Un ferry de Fred Olsen saliendo del puerto de Los Cristianos

Los días punta de entrada a Los Cristianos, con dirección al puerto y desde ahí con destino a las islas periféricas de La Gomera, La Palma y El Hierro, serán el viernes y el jueves, mientras que el domingo, a lo largo de todo el día, se realizará la operación retorno, de unas vacaciones que entre el jueves y el viernes moverán en el puerto 20 operaciones de salidas de barcos con una ocupación que oscila entre el 90 y el 100 por cien de su capacidad, según las fuentes consultadas.

Con el objetivo de agilizar al máximo el tráfico de pasajeros como de vehículos que se desplazarán estos días en los barcos de las diferentes navieras que operan el puerto sureño, fuentes de la Autoridad Portuaria han indicado que se ha reforzado el personal de la policía portuaria y el de la policía local de Arona, de manera que ambos cuerpos trabajarán coordinados en el operativo de salida y entrada,  se ha hecho también lo propio con el personal civil de tierra y de las navieras. 

Con el fin de agilizar el tráfico en esa localidad, las zonas de aparcamiento de la avenida Benchijigua se habilitarán como carriles para la circulación en doble sentido del tráfico rodado, prohibiéndose el estacionamiento de vehículos durante el sábado y domingo. A la vez las compañías que operan con La Palma y El Hierro han duplicado sus viajes pasando de una escala diaria a dos. 

El operativo dispuesto por las administraciones implicadas pretende optimizar al máximo los horarios en operaciones complejas, en una zona turística con vías insuficientes de entrada y salida desde la autopista que, además, también tendrán que dar cabida a la afluencia masiva de otros visitantes en la zona.