Buscar
miércoles, 29 de mayo de 2024 19:19h.

Algunos Policías locales de Arona echan de menos al antiguo jefe Miguel Miranda

Tras la denuncia realizada a través de este periódico, Sol del Sur, sobre la presencia de múltiples jeringuillas cerca del campo de fútbol de El Fraile en el Municipio de Arona, los vecinos han expresado su preocupación a través de la página web del Ayuntamiento.

 

Nuevo jefe policía local Arona 76_Fotor
Miguel Miranda el día que traspasó el poder al nuevo jefe de la Policía Local de Arona David Oliva Gerra.

Según lo manifestado por los residentes, la Policía Local de Arona ha respondido telefónicamente indicando que el problema de las jeringuillas no entra dentro de su competencia. Además, algunos agentes municipales han compartido la siguiente información:

"Para adentrarnos en el asunto de manera más profunda, la cuestión de la limpieza no es responsabilidad de la Policía Local, ni de la Guardia Civil, ni de la Policía Nacional. Por supuesto, debemos informar sobre denuncias, farolas rotas, papeleras, jeringuillas o cualquier otro asunto.

Desde hace unos cinco años, aproximadamente, la seguridad se le ha vetado a la Policía Local de Arona desde la llegada del nuevo jefe de seguridad, tras la salida de Miguel Miranda, el anterior responsable, cuando había más agentes municipales. La Policía Local se encuentra limitada, y antes se encargaba más de labores como los cacheos o controles, pero con el nuevo jefe, este aspecto se ha descuidado. Ahora, los gobernantes buscan vender marketing y su efectividad es cuestionable.

El nuevo jefe parece haberse desligado de gran parte de la seguridad ciudadana, lo cual se evidencia no solo en el tema de las jeringuillas, sino también en el aumento de la delincuencia, que desafortunadamente es competencia de la Guardia Civil o la Policía Nacional, quienes también se encuentran desbordados. En muchas ocasiones, la Policía Local se ve obligada a asistir a procesiones durante las fiestas del municipio por mera apariencia, cuando en realidad no tienen ninguna relevancia.

Los recursos del Estado destinados a los cuerpos de seguridad son escasos en todos los municipios. Es necesario señalar que el nuevo jefe ha evitado muchas responsabilidades que van más allá de participar en procesiones, y una gran parte de los nuevos Policías Municipales terminan trabajando en oficinas.

Estas son algunas opiniones de los pocos Policías Municipales de Arona, quienes llevan mucho tiempo haciendo un esfuerzo considerable."