Buscar
12:35h. martes, 07 de diciembre de 2021

Preocupante fuga de inversores por la parálisis del Urbanismo en Arona

Desde que el alcalde de Arona José Julián Mena asumiera las competencias en Urbanismo, el ayuntamiento está sufriendo una parálisis absoluta en lo referente a la concesión de licencias de obra mayor y como consecuencia de esta inacción es la falta de inversiones.

PLAN PARCIAL "EL MOJON" LOS CRISTIANOS ARONA.
Los terrenos del Mojón nadie los quiere y se están devaluando

Tras la división del Grupo de Gobierno, Mena cesó al que hasta ese momento era concejal de urbanismo Luis García, y asumió él mismo el área. Desde entonces la gestión del Urbanismo está prácticamente paralizado y sumido en el oscurantismo y la falta de transparencia, apenas se sabe nada sobre lo que se cuece en ese departamento.

De lo poco que ha trascendido y según algunas fuentes, apenas se avanza con el Plan Parcial el Mojón. Desde que hubo el relevo en la presidencia de la Junta de Compensación del Mojón, con la salida de Juan Francisco Reverón y la entrada de Miguel Villarroya como nuevo presidente, al parecer ahora hay una mejor sintonía con el equipo de Mena.

Ahora solo faltaría aplicarle un tratamiento fitosanitario a los funcionarios porque según Agustín Marichal, están bichados, y los funcionarios como se sabe tienen la "sartén por el mango" en el departamento de Urbanismo de Arona.

Pero el principal problema que padece Arona es la falta de un Plan General de Ordenación, todos los intentos de sacarlo adelante han fracasado, ayer mismo ha trascendido que el Ayuntamiento de Arona tendrá que pagar indemnizaciones por la anulación del PGO por la justicia por un monto cercano a los 4 millones de euros del dinero de todos los aroneros, y todo por la incompetencia de los responsables políticos, realizando convenios con empresarios y dueños de terrenos en contra de los intereses municipales y condenando a nuestros jóvenes a cursar sus estudios en unos barracones en el IES Guaza, que nos han costado cerca de 1,4 millones de dinero público.

Cuando José Julián Mena se presentó para optar a la alcaldía de Arona, su principal reclamo electoral era que el municipio no podía estar sin un plan de ordenación y que su prioridad era dotar al municipio de un PGO, ya ha transcurrido una legislatura y media, y el Plan General, no está ni se le espera.

Si está en Arona no lo quiero 

Mientras tanto los inversores, propietarios de suelo y constructores, no pueden hacer nada en Arona, los que han podido se han marchado a otros municipios, como a Guía de Isora o Adeje. El suelo urbanizable se devalúa y cuando tratan de venderlo lo primero que dicen los compradores es que "si está en Arona no lo quiero".

El único plan parcial que avanza en Arona es el de la pobreza y miseria, los asentamientos de chabolas crecen en las faldas de la montaña de Guaza en Los Cristianos y también en el Fraile, edificios a medio construir okupados por indigentes y chabolas aisladas por varias zonas del municipio.

Luis García solicitó la convocatoria de pleno extraordinario sobre Urbanismo

"Tras meses de negativas continuas por parte del Alcalde de Arona a tratar temas de Urbanismo con el resto de concejales, 18 concejales de Arona han avalado una propuesta que he presentado para convocar un pleno extraordinario y abordarlos".

Pleno arona _n(1)
"Puedo entender que estos temas pueden no ser lo de mayor preocupación en estos momentos en nuestro municipio, pero uno de los principios de toda administración y sus cargos públicos es no mentir ni tergiversar, no engañar y camuflar la realidad de las cosas que pasan en la Administración a sus vecinos y, en Arona, eso ha pasado".

Debemos exigir toda la verdad y únicamente la verdad

"Es hora que el urbanismo de Arona no este en manos de unos pocos, sino de todos,... debe hablarse del urbanismo como se habla de otras cuestiones públicas, no debe existir oscurantismo, sino arrojar luz sobre temas urbanísticos que en muchas ocasiones son muy complejos por normativa o legislación. Debemos abrir las puertas del Área de Urbanismo y del urbanismo en Arona".

"Las invesiones que pueden generar riqueza y empleo, directo e indirecto, pasan de largo de nuestro municipio en la actualidad para recalar en municipios vecinos. Tenemos potencial y capacidad para poder hacer del urbanismo de Arona una herramienta que cree riqueza y oportunidades para todos, oportunidades de empleo y permita un desarrollo del territorio sostenible".

"El mejor y más justo desarrollo de un municipio pasa inevitablemente por disponer de una política urbanística transparente, legal, cercana y participativa; aspectos estos que no abundan actualmente en nuestro Ayuntamiento".

"Mi propósito es que el urbanismo en Arona sea accesible a todos y sea un derecho de todo vecino, sea garante y seguro, transparente y cercano al ciudadano. Creo firmemente que entre todos podremos lograrlos".