Buscar
02:32h. jueves, 05 de agosto de 2021

El PSOE de Arona desmiente que su voto pueda cerrar guarderías o residencias

Los concejales socialistas en el Ayuntamiento de Arona críticos con el alcalde expulsado del PSOE (José Julián Mena) y con su incapacidad para gobernar en minoría la corporación municipal, quieren refrendar una vez más su compromiso de máximos con el progreso del municipio y el bienestar de todos sus vecinos y vecinas. 

Dácil León_Fotor
Dácil León es la candidata a la alcaldía de Arona con el apoyo los órganos de dirección del Partido Socialista

Desde esta firme posición desmentimos, de forma tajante, cualquier implicación o responsabilidad en acciones encaminadas a poner en riesgo recursos sociales públicos esenciales como guarderías, la residencia de mayores de Los Cristianos, los centros de violencia de género la cobertura  a los menores en situación de riesgo.

Ese grupo de concejales, encabezado por Dácil León con el apoyo los órganos de dirección del Partido Socialista, quiere manifestar que, en contra de lo publicado este miércoles 23 de junio en Diario de Avisos apoyándose en “fuentes municipales”, ningún concejal socialista ha amenazado con votar en contra de la aprobación de las cuentas de sociedad pública que gestiona los recursos sociales del municipio (Adesa).

De hecho, esas cuentas ya han sido aprobadas, tal y como refleja el acta del último consejo de administración de esa sociedad. “Tanto ediles socialistas como de otros grupos municipales tuvimos serias reservas a la hora de votar a favor de ese balance económico y planteamos abstenernos”. Pero tras la advertencia del gerente de que los recursos dependientes de Adesa se verían comprometidos si las cuentas no eran aprobadas, “terminamos apoyando ese punto de manera unánime por responsabilidad hacia los colectivos vulnerables del municipio”. 

En todo caso, matiza, las reservas planteadas hacia esas cuentas entre los ediles ajenos a Mena “en ningún caso” amenazan la viabilidad de los recursos dependientes de Adesa, sino que apuntan a “dudas sobre posibles responsabilidades incluso penales que podrían derivarse de la gestión irregular de ese ente y sobre las que hemos pedido aclaración en la junta general de Adesa,  convocada para el 30 de junio, aunque curiosamente, este importante detalle no ha trascendido en prensa”.

En contra de lo publicado, indican, tras la noticia recogida en DA titulada ‘La guerra del PSOE en Arona amenaza los recursos municipales’ y tras otras similares, siempre favorables a los intereses de Mena, que suelen ampararse en fuentes municipales anónimas, se atisba una operación de descrédito y de fingido victimismo dirigida a intentar legitimar, desde la propaganda mediática, la alcaldía con minoría absoluta que Mena trata de imponer. 

En cuanto este grupo tuvo conocimiento de esta última publicación en prensa, “pedimos por escrito al portavoz del Grupo Municipal Socialista de Arona, Leopoldo Díaz Oda, que emitiera una nota de prensa rectificando las falsedades publicadas sobre el inexistente riesgo de cierre de los recursos asistenciales dependientes de Adesa”. 

“Se supone que, como portavoz, representa a todo nuestro grupo municipal y no solo a la parte que le ríe la gracia al alcalde expulsado del Partido Socialista, y también se supone que este grupo político debe anteponer el bienestar de la ciudadanía aronera a cualquier rencilla política interna. Sin embargo”, lamentan, “nuestro supuesto portavoz nos dio la callada por respuesta”. 

Añaden que el gabinete de prensa adscrito a la Alcaldía aronera intentó primero convencerles de que la rectificación periodística que solicitaban no cabía y que, ante su insistencia, se esforzó en cerrar la puerta a la posibilidad que ese desmentido fuera asumido por el portavoz del grupo de gobierno responsable de la financiación económica de los centros asistenciales puestos en tela de juicio. 

“Mientras esperábamos esa aclaración a prensa, el portavoz socialista tuvo tiempo y disposición para acudir a una emisora para hablar de asuntos que interesan a la parte del gobierno afín a Mena, pero no estimó que mereciera la pena emplear su tiempo ni su cargo político para tranquilizar a las miles de familias de Arona que pueden alarmarse sin motivo al ser erróneamente informadas del riesgo de cierre de recursos asistenciales que necesitan de manera imperiosa”. 

“No todo vale”. “Así no podemos seguir”, concluyen los concejales del grupo socialista realmente alineados con el Partido Socialista.