Buscar
jueves, 30 de mayo de 2024 00:00h.

Bomberos de Tenerife se ejercita en la extinción de incendios de vehículos eléctricos

El Consorcio de Prevención y Extinción de Incendios y Salvamento de la Isla de Tenerife ha iniciado un plan de formación y preparación de los profesionales para la extinción de incendios en vehículos eléctricos, híbridos y nuevas propulsiones alternativas, una iniciativa que tiene como objetivo capacitar y mejorar los tiempos de respuesta ante la posibilidad de que se produzca un incendio en este tipo de vehículos. 

 

Bomberos coche eléctrico 00(1)
Los profesionales realizaron pruebas con las herramientas y el nuevo material que ha sido adquirido recientemente

El Consorcio de Bomberos de Tenerife ha adquirido recientemente el material necesario para abordar las incidencias vinculadas con los nuevos sistemas de propulsión de vehículos que existen y que se incorporan al mercado continuamente. Así, realizó un ejercicio de familiarización en el Parque de Bomberos de Santa Cruz de Tenerife para que los profesionales pusiesen en práctica los mecanismos de aseguramiento y limitación de los riesgos que se pueden producir. 

La consejera de Medio Natural, Sostenibilidad y Seguridad y Emergencias, Blanca Pérez, explica que “es importante que el personal del Consorcio de Bomberos cuente con material especializado para este tipo de incendios que se pueden producir en vehículos eléctricos o híbridos”. 

Por su parte, el director insular de Seguridad y Emergencias, Iván Martín, señala que “el reciclaje de los profesionales es fundamental para mantener y mejorar sus habilidades, conocimientos y capacidades operativas. Los vehículos de nueva generación hacen necesario que los bomberos estén preparados y ya se están familiarizando con las nuevas herramientas y el material”.

Esas nuevas herramientas estarán a disposición de los profesionales de los seis parques profesionales de Tenerife: Santa Cruz, La Laguna, La Orotava, Icod de Los Vinos, Güímar y San Miguel Se trata de elementos específicos para abordar las incidencias con esta clase de vehículos, destacando primeramente el sistema EIS (Vehicle Isolation System), consistente en un gran envoltorio para vehículos que ha modo de bolsa se llena de agua para que actúe contra la inflamación térmica de las nuevas baterías. 

Asimismo, dentro del paquete de adquisiciones se incluyen inmovilizadores plug-in, que son desconectadores que evitan que los vehículos se puedan desplazar o mover; jaulas de control del vehículo a través del sistema Faraday; unos guantes dialéctricos de protección en una manipulación de sistemas eléctricos; y dos juegos de patinetes para poder trasladar los vehículos en espacios reducidos, como puede ser un parking, y minimizar con ello los riesgos ante una incidencia.