Buscar
viernes, 21 de junio de 2024 00:00h.

El Cabildo se compromete a la inclusión real y efectiva de las personas trans en el deporte

El Cabildo de Tenerife aprobó hoy (lunes) una moción en la que acuerda un compromiso público para la inclusión real y efectiva de las personas trans en el deporte y de condena rotunda a cualquier forma de transfobia en este ámbito.

 

Cabildo FOTO PLENO-2(1)
El Pleno aprueba una moción en la que muestra una condena rotunda a “cualquier forma de transfobia en el ámbito del deporte”

El Pleno aprobó hoy (lunes 3) un texto en el que acuerda “promover como institución pública la integración real y efectiva de las personas trans en el deporte, en cumplimiento de la Ley 1/2019, de 30 de enero, de la Actividad Física y el Deporte de Canarias”. 

De esta manera, el Cabildo de Tenerife “asume el compromiso firme y manifiesto, en el ámbito de sus competencias, colaborando con las federaciones deportivas, para la inclusión en las categorías correspondientes a su identidad de género a las personas trans, tal como reconoce en la actualidad la legislación autonómica vigente”.

Además, la Corporación insular “retomará el diálogo y la colaboración con las entidades LGTBIQA+ de la isla de Tenerife, con el fin de que en todo caso sean partícipes de cualquier actuación o iniciativa que el Cabildo Insular de Tenerife ponga en marcha en este ámbito, especialmente las que se realicen con las federaciones deportivas”. El acuerdo recoge además dar traslado de la aprobación de este acuerdo a los ayuntamientos y a las entidades LGTBIQA+ de la isla de Tenerife.

La moción aprobada recoge que, en los últimos tiempos, las personas trans, entre las que se incluyen particularmente menores y adolescentes, “han sido víctimas directas del aumento incesante de situaciones de discriminación que atentan contra sus derechos fundamentales más básicos en múltiples ámbitos de sus vidas”. 

“Durante la tramitación parlamentaria de normas que pretendían lograr la igualdad real y efectiva de las personas trans, algunas voces críticas han llegado a negar la existencia de las personas trans, oponiéndose a cualquier forma de autodeterminación del género y, especialmente, se ha defendido fervientemente que las personas trans no deberían tener derecho a la práctica del deporte en las categorías que se correspondan con su identidad de género autodefinida, lo que ha tenido un impacto directo en los derechos de las personas trans que participan en el deporte en Tenerife”, detalla el acuerdo.

En la esfera deportiva, “una actividad esencial para el desarrollo personal, el colectivo trans tiene dificultades reales para su ejercicio de manera libre y voluntaria. No existen las mismas oportunidades para una persona trans a la hora de ejercer un deporte, especialmente en el deporte de competición”. 

Más allá de la complejidad del debate que pudiera suscitar esta cuestión y de las aristas que conlleva en el seno de las federaciones deportivas -con las que resulta imprescindible seguir colaborando en toda su actividad y especialmente las políticas de integración en el deporte-, “el marco legislativo vigente en el Estado y en Canarias promueve  como deber de los poderes públicos la inclusión real y efectiva de las personas trans en el deporte, además del rechazo a cualquier forma de discriminación por razón de identidad de género en el ámbito deportivo, lo que debe vincularse con el mandato constitucional que existe para que los poderes públicos remuevan los obstáculos que impidan o dificulten la plena igualdad real y efectiva de los individuos y los grupos en la sociedad”, asevera. 

En este sentido, acudiendo a la normativa aplicable en el ámbito autonómico de Canarias, la Ley 1/2019, de 30 de enero, de la Actividad Física y el Deporte de Canarias establece en el artículo 5 que las administraciones “promoverán y velarán para que la participación en la práctica deportiva y actividad física se realice en términos de igualdad, sin discriminación por motivos de identidad y/o expresión de género”. 

Asimismo, la ley canaria señala que "se garantizará la plena igualdad y la libertad de las personas transexuales e intersexuales y de los deportistas LGTBI en general", así como que "se adoptarán medidas que garanticen que la formación adecuada de los profesionales de didáctica deportiva y actividad física incorpore la diversidad sexual y de género y el respeto y la protección del colectivo frente a cualquier discriminación por identidad o expresión de género", a la par que "se promoverá un deporte y actividad física inclusivos, erradicando toda forma de manifestación homofóbica, lesbofóbica, bifóbica y/o transfóbica en los eventos deportivos realizados en Canarias". 

Además, contempla que "las normas de uso de las instalaciones deportivas establecerán, con carácter obligatorio, la posibilidad de que las personas en proceso de autodeterminación de sexo puedan hacer uso de los baños o vestuarios en función del sexo sentido", así como que "en ningún caso, la práctica de los deportistas transgénero estará condicionada a la previa presentación de informe médico o psicológico alguno".