Buscar
11:26h. martes, 07 de diciembre de 2021

El Cabildo entrega los premios del XXV Concurso de Mieles de Tenerife

El Cabildo de Tenerife entregó, en un acto celebrado en la Casa del Vino de El Sauzal, los premios correspondientes a la XXV edición del Concurso Regional de Mieles Casa de la Miel de Tenerife, un certamen que pretende valorizar y difundir las características organolépticas de las mieles que se producen en la isla y en Canarias.

20211120-cabildo-concurso-miel-025(1)
La Gran Celdilla de Oro a la Mejor Miel de Canarias 2021 con Denominación de Origen Protegida (DOP) fue para el apicultor tinerfeño Juan Jesús Ramos Fariña, quien presentó una miel monofloral de castaño de la marca tinerfeña Oromiel

El acto contó con la presencia del consejero insular de Agricultura, Ganadería y Pesca, Javier Parrilla; el presidente de la DOP Miel de Tenerife, Pablo Pestano Gabino; y el alcalde de El Sauzal, Mariano Pérez.

Parrilla celebró “los 25 maravillosos años de historia de este concurso”, en donde "la Denominación de Origen de Tenerife tiene una presencia fundamental”, y con el que “este año honramos, pero por su propia calidad, la miel de La Palma. Una calidad que se ha repetido distintas ediciones”. 

El responsable de Agricultura insistió, además, en la necesidad de seguir defendiendo la miel de Retama del Teide, “que es uno de los valores fundamentales que tiene el Parque Nacional para su sostenimiento y sostenibilidad medioambiental”. 

La Gran Celdilla de Oro a la Mejor Miel de Canarias 2021 con Denominación de Origen Protegida (DOP) recayó sobre el apicultor tinerfeño Juan Jesús Ramos Fariña, quien presentó una miel monofloral de castaño de la marca tinerfeña Oromiel.

La Gran Celdilla de Oro a la Mejor Miel de Canarias en la categoría sin Denominación de Origen Protegida (DOP) fue para la apicultora palmera Jesica Díaz Afonso, con una miel producida en Fuencaliente.

Juan Jesús Ramos Fariña afirma sentirse “afortunado y contento”, pues este premio “es la recompensa a todo un año de trabajo” y “me da ánimos para seguir haciendo las cosas bien”. El apicultor también incide “en la labor altruista que realizan las abejas” y asegura que “la promoción que se hace al organizar estos concursos ayuda al sector a levantar cabeza, a pesar de que en estos últimos seis años el cambio climático se ha cebado con nosotros y con el sector primario”.

Por su parte, Jesica Díaz Afonso asegura que este premio supone “un gran agrado y un gran incentivo” para continuar con su actividad apícola. Asimismo, hace hincapié en la importancia de la apicultura a nivel mundial y recuerda que “sin ella la mayoría de especies vegetales desaparecerían”, por eso “debemos seguir apoyando la miel, un producto natural, sano y muy beneficioso”. 

En esta edición se presentaron un total de 57 muestras de mieles, de las cuales 31 procedían de Tenerife, 12 de La Palma, 4 de El Hierro, 5 de La Gomera y 5 de Gran Canaria.