Buscar
jueves, 20 de junio de 2024 23:31h.

El Cabildo invertirá 42,8 millones de euros en el nuevo sistema de cables submarinos para mejorar las telecomunicaciones

El Cabildo de Tenerife invertirá unos 42,8 millones de euros en la construcción de un sistema de cable submarinos que podría aportar una nueva conexión en fibra óptica a todas las islas. 

Canalink-Consejo de Administración(1)
Tenerife lidera, a través de Canalink, el proyecto que permitirá modernizar las infraestructuras del Archipiélago

Así, Canalink, empresa pública insular vinculada al Instituto Tecnológico de Energías Renovables (ITER), ha sacado a concurso este proyecto estratégico para las telecomunicaciones en el Archipiélago.

La presidenta del Cabildo, Rosa Dávila, señala que “se trata de un proyecto estratégico impulsado desde Tenerife para Canarias que no sólo modernizará y ampliará la red de telecomunicaciones en las islas, sino que también nos posicionará a la vanguardia de la infraestructura tecnológica global. Es un paso fundamental para asegurar que Canarias cuente con la infraestructura necesaria para su desarrollo futuro, facilitando la conectividad y potenciando el crecimiento económico y social de nuestras islas”.

Dávila destaca la implicación de todos los Cabildos, que han reconocido la importancia crucial de estas infraestructuras para sus territorios. “Desde el inicio han involucrado a sus equipos técnicos para optimizar y encontrar sinergias, asegurando un despliegue histórico y eficiente para Canarias. Esta colaboración interinsular refuerza el compromiso conjunto de modernizar y potenciar la conectividad digital, consolidando una red robusta y avanzada que beneficiará a toda la región”.

Por su parte, el consejero de Innovación, Investigación y Desarrollo, Juan José Martínez, explica que con el nuevo sistema de cables submarinos “reafirmamos el compromiso del Cabildo de Tenerife con la innovación y el desarrollo sostenible, asegurando que Canarias siga siendo un punto estratégico en la red global de telecomunicaciones”.

El proyecto cuenta con subvenciones directas de la Unión Europea a través del mecanismo ‘Connecting Europe Facility’, que ha identificado estas iniciativas como idóneas para su financiación, otorgando en algunos casos hasta el 70% de la inversión. El despliegue, que integrará tanto la parte submarina como extensiones terrestres, está contemplado en el concurso actual con una de las principales partidas del proyecto. El proyecto se desarrollará en tres fases principales: sondeo marítimo, fabricación del cable y despliegue del cable. 

Para el sondeo marítimo se utilizarán barcos especializados, asegurando un mapeo detallado y preciso de las rutas submarinas. Además, se realizará el diseño y fabricación de un cable especialmente adaptado a las características únicas de los fondos marítimos de Canarias y los trazados definitivos previamente establecidos. Finalmente, un barco de despliegue que tenderá el cable entre las islas, estableciendo entre 7 y 11 conexiones interinsulares.

CanaLink, reconocido como el líder en el despliegue de infraestructuras de telecomunicaciones en la región, se encargará de la supervisión y ejecución del proyecto. El nuevo sistema de cables submarinos es la primera gran actualización de la red interinsular en más de una década, y tiene como objetivo modernizar las infraestructuras existentes entre Gran Canaria, Lanzarote y Fuerteventura, cuyos cables actuales tienen más de 20 y 30 años de antigüedad, respectivamente. Además, el concurso contempla, como contratación opcional, el despliegue de un sistema de cables en la provincia occidental que conectaría Tenerife con El Hierro, La Gomera y La Palma. Al respecto, Juan José Martínez señala que “si se logra plasmar todo el proyecto, se dotaría a todas las islas de una conexión de última generación de manera simultánea, algo fundamental en plena era digital”.