Buscar
jueves, 30 de mayo de 2024 10:06h.

El Cabildo organiza dos cursos de confección de rosetas en Candelaria

El Cabildo El Cabildo de Tenerife, a través de la Empresa Insular de Artesanía ha puesto en marcha dos cursos de confección de rosetas en el Centro Alfarero ‘Casa Las Miquelas” en Candelaria. 

FOTO ROSETA 2-2(1)
La iniciativa se enmarca dentro del Plan Formativo de Artesanía 2024

Esta iniciativa, que se enmarca dentro del el Plan Formativo en Artesanía 2024 en colaboración con el Museo de Artesanía Iberoamericana de Tenerife  y el ayuntamiento de Candelaria, consta de dos talleres: uno de iniciación y otro de perfeccionamiento. En el primer caso, ha contado con la participación de 10 personas mientras que en el segundo, han sido un total de 18 las personas que han participado. 

El consejero de Empleo y Educación, Efraín Medina visitó recientemente el citado centro alfarero acompañado por Mónica Yanes, concejala de Participación Ciudadana y Empresas Municipales. Medina mostró su satisfacción por el trabajo realizado por todos los participantes en los cursos y recordó que esta iniciativa está destinada tanto para el público general con los cursos de iniciación, como para el alumnado matriculado en anteriores planes formativos en Artesanía con conocimientos previos en el oficio. 

“Este Plan Formativo está centrado en preservar, difundir y promocionar los oficios artesanos de Tenerife, formando nuevos artesanos y renovando y actualizando a los ya existentes poniendo especial hincapié en los Oficios Tradicionales; en la búsqueda de relevo generacional y su sostenibilidad en el tiempo ya que estos oficios cuentan con un elevado componente cultural y patrimonial, los cuales, debido a la elevada edad media de los artesanos, corren un riesgo elevado de desaparición”, señaló Medina.

Por su parte, Mónica Yanes felicitó tanto a los alumnos como al docente Antonio Domingo Rodríguez por su dedicación y labor para transmitir este conocimiento.  “Agradezco al Cabildo por contar con Candelaria para esta formación que contribuye a preservar y honrar nuestra identidad y costumbres”, indicó la edil. 

La roseta de Tenerife

Con el nombre de roseta o rosas de Tenerife, se conoce en todo el mundo por ser una modalidad de encaje caracterizada por su forma circular a modo de flor. Se trata de una de las labores de aguja más representativas de Canarias, que tuvo gran desarrollo en zonas del sur de Tenerife como Vilaflor, Arona, Granadilla o San Miguel; en otras del norte como La Orotava y otras islas

Actualmente solo sobrevive en algunas partes de Tenerife como Vilaflor, Arona y La Orotava, y en Lanzarote de forma muy residual. Aunque sus orígenes resultan un tanto inciertos, se cree que llegan a las islas en el siglo XVI de manos de las mujeres de los conquistadores. Sus antecedentes peninsulares son los denominados soles o ruedas, presentes en Canarias en los calados.Estos encajes lograron gran desarrollo a lo largo de los siglos XVI, XVII y XVIII en diversas zonas de la geografía peninsular, especialmente en Salamanca, Soles de Salamanca; Cáceres Soles de Casar; Cataluña Puntos de Cataluña y en Canarias, Soles Canarios. El paso de los años hará que esta labor adquiera personalidad propia a través de la creación de modelos singulares y técnicas únicas.

Desde sus orígenes, la confección de rosetas fue labor de las mujeres, normalmente amas de casa de zonas rurales. Sin embargo, la comercialización a finales del siglo XIX hizo que comenzaran a producirse a gran escala, empleando mano de obra asalariada para la manufactura del encaje. Por lo general, la técnica se aprendía de madres a hijas, a través de la observación y el contacto. La elaboración de las rosetas es un trabajo delicado y minucioso, que gracias al ingenio y a la creatividad de las roseteras ha permitido generar multitud de modelos y de productos.