');
Buscar
lunes, 22 de abril de 2024 13:47h.

El Cabildo refuerza el mantenimiento y la seguridad en más de 800 kilómetros de carreteras

El Cabildo de Tenerife refuerza las medidas de seguridad en las carreteras tinerfeñas mediante la adjudicación de los contratos de mantenimiento y conservación de las vías de la zona Centro, Norte, Oeste, Sur y Anaga por valor de 43,3 millones de euros y abarcando 823,65 kilómetros de vías. 

FOTO CONTRATO SERVICIO DE CARRETERAS 2(1)
La adjudicación del contrato de conservación de las vías asciende a 43,3 millones de euros y permitirá dar empleo a 300 personas

La presidenta del Cabildo de Tenerife, Rosa Dávila, fue la encargada de presentar esta medida acompañada por el consejero de Carreteras, Dámaso Arteaga; y representantes de las empresas adjudicatarias y trabajadores. 

“Es muy importante el trabajo que realizan para poder tener unas carretas seguras y transitables, son más empleados los que se van a incorporar al servicio en esa obsesión que tenemos por mejorar la movilidad en la isla de Tenerife. Esta es una de las actuaciones que tenemos en marcha que va estrechamente unida con todos los proyectos que estamos desplegando para la mejora de la conectividad y la movilidad y hay una parte muy importante que tiene que ver con el uso del transporte público y todo eso sería imposible si no tuviéramos estas empresas y servicio de conservación y mejora de nuestras carreteras”, señaló Rosa Dávila. 

 

FOTO CONTRATO SERVICIO CARRETERAS 1(1)
La adjudicación del contrato de conservación de las vías asciende a 43,3 millones de euros y permitirá dar empleo a 300 personas 

Por su parte, el consejero de Carreteras, Dámaso Arteaga, explicó el contrato, que tiene una duración de tres años y es prorrogable por otros dos, incluye la dotación de la flota de vehículos con 10 nuevos coches. “El contrato garantiza una atención 24 horas los 365 días del año por parte de equipos especializados, capaces de actuar con la inmediatez que se requiere, sobre todo, en las relacionadas con las operaciones de vialidad que son siempre prioritarias y en las que el factor tiempo es fundamental para ofrecer el mejor servicio al usuario de la carretera”, indicó. 

La adjudicación de los servicios de mantenimiento y conservación de carreteras ha recaído en las siguientes empresas: para la zona Centro a Transformaciones y Servicios S.L por un importe de 11,1 millones de euros; en la zona Norte a la UTE Asfaltomeros S.A-AMC Construcciones y Contratas por un importe de 9,9 millones de euros; en el sector Oeste a la empresa Construcciones Sánchez Domínguez-Sando S.A por 8,5 millones de euros; en la zona Sur a la empresa Conservación Asfalto y Construcción S.A por un importe de 9,4 millones de euros y por último la empresa Sacyr Conservación S.A se encargará del sector de Anaga por un importe de 4,1 millones de euros. Este volumen de trabajo permitirá dar empleo a 300 personas. 

Las tareas que se incluyen se dividen en distintos grupos: actividades de vialidad, las de conservación, mejora, uso y defensa y las que abastecen los sistemas de gestión. Las actividades de vialidad están destinadas a facilitar, o en su caso hacer posible, la operación de los vehículos en la infraestructura existente, en condiciones adecuadas de seguridad y fluidez y siempre relacionadas con la seguridad de los usuarios de la carretera y por la urgencia de la actuación necesaria.

Por otra parte, también se atienden los accidentes e incidencias que ocurran en la carretera, así como la reparación urgente de deterioros que puedan afectar a la seguridad del usuario o las tareas propias de vialidad en condiciones meteorológicas desfavorables o la señalización ocasional; la limpieza de productos vertidos en la calzada o mantener las marcas viales en condiciones de correcta visibilidad, entre otras. Las actividades de conservación tienen como objeto mantener los elementos que conforman una carretera en el mejor estado posible a lo largo del tiempo. Dichas labores incluyen segado en los márgenes de la carretera y repintado de elementos metálicos. De igual forma, se pretende mejorar las condiciones de seguridad y/o corregir funcionamiento o situaciones anómalas que se produzcan en las vías.