Buscar
21:47h. miércoles, 20 de octubre de 2021

El Cabildo reinicia la actividad de la balsa Llanos de Mesa, tras invertir 515.000 euros

El Cabildo de Tenerife ha reiniciado la actividad en la balsa de Llanos de Mesa, ubicada en la zona de La Vera, en el municipio de San Juan de la Rambla, tras la obra de reimpermeabilización a la que ha sido sometida en el último año esta infraestructura que permite abastecer de agua a más de 400 agricultores y agricultoras.

20211011_cabtf_balsa_impearmbilizada_sanjuanrambla_37(1)
La actuación en la balsa, propiedad de la empresa pública Balten, permitirá dotar de agua a más de 420 agricultores de la comarca

El presidente del Cabildo de Tenerife, el Pedro Martín, valoró la actuación realizada con “una tecnología puntera y referente”, a partir de ahora. “Comenzamos el proceso de renovación de las balsas de la isla ejecutando obras similares en Tegueste y Granadilla; ahora en San Juan de la Rambla, y nuestro siguiente paso será en La Orotava”. Y anunció que “invertiremos más de un millón de euros en la balsa de Benijos”.

Martín explicó que "para el Cabildo es imprescindible, no solo abastecer de agua a todos los cultivos de la isla, sino también debemos velar por la eficiencia de las instalaciones de almacenamiento, contribuyendo con ello a la preservación de los recursos naturales de la isla. Además, el compromiso con la calidad del agua es indiscutible para favorecer a agricultores y ganaderos de Tenerife. Y esto lo hemos conseguido después del minucioso trabajo de limpieza y reimpeabilización que se ha hecho en esta balsa”, destacó.

Por su parte, el alcalde del municipio, Ezequiel Domínguez, valoró "el trabajo realizado por el Cabildo, a través de la empresa pública Balten, y que, con el nuevo sistema permitirá dotar de agua, no solo a los terrenos de nuestro municipio, sino de toda la comarca” y agradeció la instalación de un depósito flexible de 400 metros cúbicos de agua durante la obra, que ha permitido a los agricultores y agricultoras continuar con el riego en este tiempo”. 

La gerente de Balten, Ana Sánchez Quesadas, explicó, por su parte, que “en la obra se han empleado los materiales, tecnologías y controles mucho más avanzados en sistemas de impermeabilización que las que había originalmente”; y reconoció que “el mayor reto al que se ha enfrentado la empresa pública durante la obra ha sido el seguir manteniendo el servicio de riego de la zona durante todo el periodo en que la balsa ha estado vacía.".

Detalles de este tipo, así como la tecnología utilizada, "la convierten en referente a nivel nacional en trabajos y estudios de impermeabilización de balsas, liderando proyectos en convenios con el CEDEX. Para nosotros, esta línea de investigación es esencial para el crecimiento y la mejora continua del servicio que prestamos, y seguiremos apostando por ello”. 

Asimismo, explicó que “los nuevos retos de futuro nos llevan a alinearnos con los objetivos de desarrollo sostenible y la economía circular, y ya estamos en el camino, iniciando proyectos de implementación de energías renovables y de aprovechamiento de residuos, como nuevos subproductos a  aprovechar en la agricultura”.

Por su parte, la directora técnica de la obra, Tatiana Vara, expuso que "se ha llevado a cabo una mejora de todos los sistemas de bombeo, y la automatización del sistema de la balsa, que estaba totalmente obsoleto, a fin de mejorar la calidad del servicio".

Del mismo modo, que explicó cómo se había llevado a cabo el proceso de vaciado, así como la propuesta del servicio de Desarrollo Rural del Cabildo de Tenerife, que consiste en "la reutilización de los lodos extraídos tras la limpieza de la balsa; un material de alta calidad agrícola para la mejora de suelos de fincas de la institución insular, evitando, además, la sobrecarga en los vertederos".

Durante el proceso de limpieza y recolección de lodos, se han tomado muestras de los mismos y se han analizado en el departamento de Ingeniería Química de la Universidad de La Laguna, con el que Balten tiene un convenio de colaboración.

En el acto de inauguración, estuvieron presentes también Javier Parrilla, consejero insular del Área de Agricultura, Ganadería y Pesca y vicepresidente de BALTEN, Cayetano Silva, director insular de Agricultura y Desarrollo Rural;  Jesús Ezequiel Domínguez, alcalde de San Juan de la Rambla, así como su corporación; Manuel Reyes, presidente de la Cooperativa Las Medianías; Miguel López, secretario insular de COAG Tenerife, Ana Sánchez Espadas, gerente de BALTEN y diversos técnicos de la entidad.

Parrilla hizo hincapié en la necesidad de optimizar todas las infraestructuras de almacenamiento y conducción de agua, ya que “es imprescindible contar con el riego suficiente, a un coste adecuado y con las calidades requeridas para abastecer al sector primario de la isla, motor indiscutible de la economía circular de nuestros vecinos y vecinas”. 

Además, añadió que “estas inversiones son necesarias porque el agua es un bien escaso y estas instalaciones creadas en 1986, nunca habían contado con una actuación integral de esta magnitud. Nuestro objetivo es, sin duda, que el agua sea una realidad en cada uno de los rincones de la isla en cualquier época del año”.

 

La balsa Llanos de Mesa y el proceso de impermeabilización

La balsa de Llanos de Mesa se sitúa en la cabecera de la zona de La Vera, lugar donde el cultivo de la papa forma parte característica del paisaje cultural de la zona norte de la isla. Esta infraestructura se alimenta fundamentalmente de aguas procedentes de Vergara. 

Desde la balsa de Llanos de Mesa, gracias a su situación estratégica, se puede trasvasar aguas a las balsas de La Florida, La Tabona, Buen Paso y Montaña de Taco, a través de la red de conducciones de BALTEN, lo que convierte a esta obra en un eje fundamental para erradicar las posibles situaciones de desabastecimiento de aguas desde Icod hasta la Isla Baja.

La actuación ejecutada en la balsa Llanos de Mesa se enmarca dentro del Plan de reimpermeabilización de balsas, iniciado con actuaciones acometidas en los últimos años en Valle Molina (2019), El Saltadero (2020), y al que se dará continuidad con la próxima impermeabilización planificada de la Balsa de Benijos, que se iniciará antes de finalizar el año.