');
Buscar
martes, 23 de abril de 2024 08:54h.

El Cabildo de Tenerife aprueba destinar la Casa Estévanez - Borges a la difusión, creación e investigación de la identidad canaria

El Cabildo de Tenerife, a propuesta de Sí Podemos Canarias, aprobó por unanimidad la recuperación de la Casa Estévanez-Borges con el fin de destinarla a usos culturales, y más concretamente a la difusión, creación y de investigación de la identidad canaria.

CASA BORGES ESTAVEZ 1(1)
A pesar de su gran valor histórico y cultural, en la actualidad la Casa Estévanez - Borges se encuentra sin ningún acceso al público y el Cabildo de Tenerife no ha comunicado claramente a qué usos pretende destinarla.

La Casa Estévanez-Borges, una construcción tradicional canaria del siglo XVIII, no solo presenta un gran interés desde el punto de vista arquitectónico, sino que también constituye todo un símbolo de la historia y la cultura del archipiélago. 

En este sentido, el portavoz insular de Sí Podemos Canarias, David Carballo, asegura que “este espacio es idóneo para que el Cabildo, a través del Área de Cultura lo destine a la cultura en su amplia dimensión de difusión, creación y de investigación de la identidad canaria, con una intención plenamente participativa y de accesibilidad gratuita a beneficio de la ciudadanía”.

Carballo añade que “esta propuesta cobra mayor relevancia teniendo en cuenta además la escasez de espacios públicos con el que cuenta el tejido cultural de Tenerife; por lo que, en la actualidad, los espacios culturales de competencia insular, municipal y autonómica reciben programación y peticiones de uso por encima de sus posibilidades. Así pues, no tiene sentido que el Cabildo tenga edificios vacíos como este y que, a la vez, esté pagando alquileres desorbitados por otros inmuebles”.

Para esta iniciativa, Sí Podemos Canarias ha contado con la colaboración y el asesoramiento de la Asociación Cultural “Tres Orillas”. Ramiro Rosón, miembro de esta entidad, confiesa estar “plenamente satisfecho porque se ha recuperado la casa para un uso cultural, que es lo más acorde para el edificio. Es un lugar especialmente simbólico para la identidad canaria por los escritores e intelectuales que lo habitaron”. 

Entre todos estos moradores, el nombre de la casa quedaría especialmente vinculado al de Nicolás Estévanez. En sus obras literarias, Estévanez mostró el nacimiento de una conciencia de la insularidad apegada al paisaje, como sucede en el famoso poema “Canarias”, en el cual la patria sentida por el autor se simboliza en “la dulce, fresca, inolvidable sombra” del almendro que se encontraba en el jardín de la casa. De este modo, el viejo almendro de la Casa Borges-Estévanez se transformó en un símbolo de la identidad canaria, hasta el punto de que la imagen poética del almendro se ha incluido como referencia en la letra del Himno de Canarias. 

La finca Estévanez Borges fue levantada entre 1733 y 1735 por la familia irlandesa Meade, uno de cuyos miembros fue el político José Murphy y Meade, quien logró la capitalidad de Santa Cruz para el archipiélago. Este espacio ha sido también un lugar de hallazgo de grabados prehispánicos y la importancia histórica de esta casa no se agota en sus residentes, pues sus dependencias también alojaron a diversas personalidades de la cultura, la ciencia y la política del siglo XIX durante sus estancias en Tenerife, como Sabino Berthelot, Vicente Blasco Ibáñez, Adolphe Coquet o Leopoldo O`Donnell. Igualmente, este inmueble acogió tertulias políticas con figuras históricas como Valentín Sanz, Agustín Guimerá, Teobaldo Power y Alfonso Dugour. 

Todas estas circunstancias propiciaron que en 2007 el Cabildo de Tenerife adquiriera la propiedad a los herederos de Francisco Borges Salas y posteriormente el Ministerio de Fomento acordase la concesión de 562.500 euros para la “Restauración de las cubiertas y consolidación de muros”. A partir de entonces los vecinos del barrio de Gracia han sido testigos del desarrollo de un largo proceso de restauración del inmueble en varias fases, en el cual se han invertido 1,7 millones de euros.

A pesar de su gran valor histórico y cultural, en la actualidad esta casa se encuentra sin ningún acceso al público y el Cabildo de Tenerife no había comunicado hasta ahora a qué usos pretendía destinarla. En febrero de 2020, el Ayuntamiento de La Laguna instó al Cabildo “a iniciar las gestiones para que el inmueble sea un espacio abierto para la juventud y para la ciudadanía lagunera”. 

Sí Podemos Canarias concluye que “en consonancia con el legado histórico de este inmueble, resulta prioritario posibilitar la realización de actividades, por parte de la sociedad civil, a través de asociaciones, fundaciones y colectivos culturales, promoviendo así un estímulo para la dinamización de una red de Casas Museo de escritoras y escritoras de la isla de Tenerife”.