Buscar
01:58h. domingo, 19 de septiembre de 2021

El nuevo sistema de detección y gestión de incendios, operativo a lo largo de 2022

El Cabildo de Tenerife ha diseñado, a través del área de Innovación, un moderno proyecto para el sistema de detección temprana y predicción de incendios forestales que permita actuar con mayor celeridad ante el fuego.

Incendio Arico 068 2_Fotor
La mejora en el sistema de comunicaciones evitará, en caso de emergencia, que la red se caiga y utilizará el anillo Insular de Telecomunicaciones y la red de autoprestación del Cabildo.

Un programa que se pondrá en desarrollo de inmediato y que los técnicos estiman esté finalizado a lo largo de 2022 con un sistema más fiable, moderno, operativo y ampliable a nuevas tecnologías que evite su obsolescencia. Todo ello por un importe de 2.715.000 euros.

El consejero de Innovación, Enrique Arriaga, expone que “la hoja de ruta  de este sistema de control y gestión de incendios cuenta con 10 grandes hitos que van desde la mejora de las infraestructuras pasando por la modificación del sistema de comunicación de banda ancha de las torres de vigilancia forestal, dotándolo de más seguridad o la colaboración con el IAC para el uso de tecnología como nano y microsatélites que permitan seguir la evolución y desarrollo de un incendio. Además, señala Arriaga “el nuevo proyecto será más moderno y fiable y costará a las arcas insulares 2.715.000 euros, casi un 75% menos que el anterior proyecto PREDINFOR.”

La ampliación de la Red de Autoprestación y la incorporación de las 7 torres contraincendios como puntos de interés estratégicos serán los primeros pasos a dar para desarrollar el nuevo sistema de control y gestión de incendios.

Le sigue tras el verano, la bunkerización y mejora de las medidas de seguridad e infraestructuras de las torres de vigilancia con el fin de poder asegurar el correcto funcionamiento y conservación del equipamiento existente y futuro.

Posteriormente, se dotará a las torres de conectividad con el Anillo Insular de Telecomunicaciones (AITT).  El nuevo proyecto prevé que cada torre tenga al menos dos enlaces con una capacidad mínima de 1Gbps por enlace, siendo una alternativa a la antigua RIBA, mucho más económica y fiable, y donde se apuesta por el modelo de autoprestación donde todo el ancho de banda será para uso de la propia administración

También se elaborará una actualización del modelo y el mapa de la masa forestal combustible existente en la corona forestal tinerfeña que permita diseñar actuaciones para enfrentar un incendio forestal.

Para ello además, se realizará la sensorización de las torres y se contratará software que proporcione análisis en tiempo real el comportamiento de incendios forestales, de entre los disponibles en el mercado y que han sido ampliamente contrastados en otras comunidades autónomas.

Un sistema de predicción y gestión de incendios en el que se quiere contar con la diferente tecnología que está desarrollando en el IAC en materia de nano y microsatélites, que permitan con proyectos como la cámara DRAGO seguir la evolución de los incendios a lo que podría añadirse el uso de drones que den información extra a los servicios de extinción de cómo avanza y responde el fuego.