Buscar
00:41h. martes, 28 de septiembre de 2021

Pedro Martín supervisa las obras del corredor hidráulico Chafiras-Oroteanda

El presidente del Cabildo de Tenerife, Pedro Martín, informa de que las obras del corredor hidráulico Chafiras-Oroteanda, en el municipio de San Miguel de Abona, para las que la institución insular ha aportado 4,6 millones de euros, cuentan ya con un primer tramo de medio kilómetro, de los 2,5 planificados. 

Chafiras Oroteanda 20210809-cabildo-obras-035
Martín resalta, además, que la Consejería de Obras Públicas del Gobierno de Canarias realiza una obra muy importante para mejorar la conectividad y la fluidez del tráfico en la comarca

“Se trata”, dijo a pie de obra Pedro Martín en su visita a la zona, “de una intervención clave para el sur de la isla, porque incluirá nuevas canalizaciones tanto de agua desalada como depurada con destino a la agricultura de la zona”.  “Actualmente, en la  comarca trabajamos, además, en la construcción de tres nuevos sistemas de depuración en Granadilla, Arona-San Miguel y Suroeste, que incorporarán al sistema nuevos recursos hídricos, indispensables para el abastecimiento de agua a la agricultura y reducir el precio del mercado”, resaltó.

Chafiras Oroteanda 20210809-cabildo-obras-013

El presidente, que estuvo acompañado por el director general de Infraestructura Viaria del Gobierno de Canarias, José Luis Delgado, señaló que la previsión es que a finales de mes se realice un desvío de la autopista del Sur, justo antes de llegar a Las Chafiras en dirección Santa Cruz. Este desvío temporal se hará para conectar la zona industrial que está por encima de la autopista con la que está por debajo de la carretera. “A esta fase de la obra, que, sin duda, ya dará muchísima más fluidez al tráfico en la zona, se añadirán en el futuro nuevas conexiones y corredores viarios”, indicó.

Con  respecto  a los  trabajos propiamente dichos del corredor hidráulico Chafiras-Oroteanda, estos sustituyen las actuales conducciones de agua regenerada y agua desalada que discurren junto a la TF-1. Se contempla, asimismo, la instalación de una galería de servicios subterránea, de hormigón armado, que tendrá una longitud de 287 metros, un ancho de tres metros y una altura de 2,50 metros. Se espera que en febrero o marzo del año que viene el corredor hidráulico pueda estar totalmente terminado.