Buscar
lunes, 04 de julio de 2022 03:12h.

Podemos no descarta emprender acciones legales por la ruinosa operación ‘swap’

El grupo de Podemos en el Cabildo de Tenerife ha manifestado que continúa analizando la posibilidad de emprender acciones legales por la pésima gestión del Cabildo de Tenerife en la ruinosa operación de los ‘swaps’, por la que la corporación insular ha tenido que pagar con dinero público 42’4 millones de euros en concepto de intereses derivados de los calamitosos créditos firmados en 2010, los cuales tenían un importe de 188 millones que tuvieron que ser devueltos a las entidades bancarias.

 

PODEMOS-CABILDO-Fotor
La formación morada afirma que “la culpa de esta pésima gestión política y económica de CC tiene claros responsables políticos”.

La formación morada afirma que “la culpa de esta pésima gestión política y económica de CC tiene claros responsables políticos; tanto cuando se firmó esta operación en 2010 con Ricardo Melchior como presidente del Cabildo y Víctor Pérez Borrego como consejero de Hacienda, como en el actual mandato con Carlos Alonso al frente de la corporación insular”. 
 
Esta actuación únicamente ha servido “para beneficiar a las entidades bancarias, pues se han destinado 42’4 millones de dinero público a pagar los intereses de unos créditos financieros de alto riesgo”. “Quienes pagan los platos rotos por las irresponsabilidades políticas de CC al jugar con dinero público, son todas las ciudadanas y los ciudadanos de Tenerife, quienes observan cómo su dinero se invierte en arreglar desaguisados políticos y no en temas tan prioritarios y necesarios para la Isla, como sanidad, vivienda, desempleo o educación”.

Por dichas razones, y tras conocer la cuantía total de la pérdida económica de la corporación, el grupo de Podemos en la corporación insular no descarta emprender acciones legales contra CC al entender “que no se actuó con diligencia, de forma transparente y con el correspondiente análisis y estudio de los posibles efectos negativos que finalmente conllevó esta operación; a pesar de que hayan querido restarle importancia al asunto y defender que su proceder ha sido eficaz y correcto en todo momento, algo que no se corresponde en absoluto con la realidad”.