Buscar
domingo, 14 de julio de 2024 07:23h.

El PP lamenta que el Cabildo pierda la oportunidad de liderar una solución ética en el control de animales asilvestrados

El Partido Popular en el Cabildo de Tenerife lamenta que durante el día de hoy, en la celebración de la Comisión del Medio Natural de la institución insular, el gobierno “haya rechazado buscar soluciones éticas en relación a la captura de animales asilvestrados en los espacios naturales de Anaga y Teno, perdiendo la oportunidad de liderar una solución ética, a través de las apañadas, dejando la puerta abierta a que se produzcan matanzas de animales”.

Valentín González Évora durante la última Comisión Plenaria de Medio Natural_Fotor
Valentín González Évora: “Prefieren resolver este problema a escopetazos”

La iniciativa de aportar por las apañadas en el ámbito del control de las poblaciones de animales asilvestrados ya ha sido aprobada por los Ayuntamientos de La Laguna, Tegueste y Santa Cruz, organismos que sacaron adelante esta propuesta que surge en el seno del Partido Popular “con la intención de buscar soluciones alternativas al problema medioambiental que generan los animales asilvestrados en los espacios naturales, basada en métodos éticos, y redundando además, en la necesidad de reincorporar esos animales al sistema productivo ganadero”.

Sin embargo, lamenta el consejero Valentín González Évora, “el gobierno insular no comparte con nosotros, y con los Ayuntamientos de La Laguna, Tegueste y Santa Cruz, la sensibilidad para darle una solución ética a esta problemática y prefiere solucionarla a escopetazos”.

“La propuesta que hemos defendido hoy- pone de relieve González Évora- incidía en la necesidad de que el Cabildo de Tenerife aplicara métodos de control de la fauna asilvestrada que no supusieran un sufrimiento innecesario para los animales, optando por alternativas éticas y eficaces de captura de animales vivos, como las apañadas”. Además, la propuesta recogía que los animales asilvestrados no tuvieran la calificación de ‘animal cinegético’, así como instar al Gobierno de Canarias y al Cabildo de Tenerife a cambiar y facilitar las normas de aprovechamiento de las cabras y ovejas asilvestradas, posibilitando, una vez garantizando su buen estado sanitario, su utilización para la producción de leche y quesos, en instalaciones que respeten las condiciones de bienestar animal requeridas, y al final de su vida, dedicarlas al consumo de carne, tal y como se hace en otros territorios de nuestro país”.

González Évora explica, asimismo, que “en el debate, pusimos de manifiesto que es importante contar con nuestros pastores y personas expertas pertenecientes al mundo ganadero para colaborar en las apañadas, ya que pueden aportar su experiencia para aportar garantías en los procesos de captura”.

En muchos espacios naturales de las Islas se sufre la presión de animales asilvestrados, que por su elevado número, producen un desequilibrio evidente sobre los ecosistemas, cuestionando su biodiversidad y llegando en situaciones extremas a comprometer la supervivencia de algunas especies endémicas y autóctonas.

Los espacios naturales del Macizo de Anaga y de Teno, y más concretamente sus parques rurales, sufren en estos momentos la presión de casi un millar de cabras y ovejas asilvestradas o no controladas mediante el pastoreo regulado, y existen informes científicos que indican que esta situación está poniendo en riesgo serio la biodiversidad de estos enclaves. De hecho, señala el consejero Popular, “existe consenso generalizado, tanto en la comunidad científica como en la sociedad, en que este problema debe afrontarse sin más dilaciones”.