Buscar
14:49h. martes, 28 de septiembre de 2021

Acto del Club Rotario de Arucas con asistencia de los Empresarios del Atlántico

El pasado jueves 27, en los Jardines de La Casa de La Marquesa en Arucas, tuvo lugar una Sesión, del Club Rotario de dicha Ciudad, presidido por su Titular Alina Elena Ramaru, acompañada de su Junta directiva y un nutrido número de socios y a la que asistió la Gobernadora Marisol Carrillo Sáenz.

Acto del Club Rotario de Arucas100_Fotor
Acto del Club Rotario de Arucas

Estaba presente una representación de los Clubes Rotarios de Gran Canaria, de Las Palmas de Gran Canaria, Maspalomas, Tafira y Arucas el Club Anfitrión el día de Hoy. 

Igualmente asistieron los Cónsules de Colombia, Eslovenia, Guatemala, Islandia, Italia, Paraguay, Rumanía, Senegal y Suiza.

Especialmente invitado estaba la Asociación de Empresarios del Atlántico encabezada por su Presidente Carlos Suárez al que acompañaban el Presidente de Honor Ángel Treviño, su Junta Directiva y un nutrido número de asociados.

Abrió la Sesión la Presidenta del Club Rotario de Arucas Alina Elena Ramaru, que dío la bienvenida y agradeció la asistencia a todos, y explicó brevemente la filosofía de los rotarios, su trabajo filantrópico, su dedicación a dejar un mundo mejor, el "dar de si, antes de pensar en ti".

Magali Fernández habló de la Responsabilidad Corporativa de un Club Rotario.

Rolf Meyer expuso los beneficios asociados, para empresas colaboradoras de los proyectos de la Fundación Rotaria.

Carlos Suárez, explicó brevemente los fines de la Asociación de Empresarios del Atlántico, favoreciendo en emprendimiento, creando sinergias de colaboración social y económica entre sus asociados, haciendo negocios y obteniendo beneficios y mejoras sociales juntos.

Cerró las intervenciones la Gobernadora Marisol Carrillo, que habló de su larga experiencia rotaria, de los proyectos de ayuda internacional del Rotary Club, de su apoyo a la lucha contra la contaminación y a favor de un medio ambiente natural y sostenible, y sobre todo del orgullo de pertenecer a un Club Rotario.

A continuación se sirvió un almuerzo al aire libre, en los hermosos Jardines de La Casa de La Marquesa, un auténtico Jardín Botánico, por el que se paseaban los pavos reales, mientras los comensales sostenían una animada tertulia, hasta bien entrada la tarde.