Buscar
jueves, 07 de julio de 2022 00:57h.

El Casino de Las Palmas acoge la Presentación y Cata Maridada de la Ginebra de Galicia "La Pócima" 

La noche del viernes 27, tuvo lugar en el Restaurante del Casino Las Palmas, la presentación de la nueva Ginebra Premium "La Pócima" nacida en Galicia, con una Cata Maridada de una selección de 3 de sus ginebras más exclusivas.

GINEBRA LA PÓCIMA 5249_1_Fotor
Ginebra La Pócima, el elixir de las Meigas

Asistieron por parte del Casino Las Palmas, su Director Comercial Angel Lajo que aunque en un segundo plano estuvo pendiente de todo, del Departamento de Marketing Layla Camacho entusiasta presentadora del Evento, y de Restauración Andrea muy atenta con el servicio.

Por la Ginebra "La Pócima", su Director David Soucase, y del Departamento de Finanzas y Marketing Sandra Mompó, acompañados de familiares colaboradores, que aprovecharon el viaje a Canarias para unas pequeñas vacaciones, mención aparte para Isa, la Distribuidora Canaria, vestida para la ocasión como una auténtica Bruja con escoba y todo. 

Con un aforo previamente reservado al completo, el Comedor Principal del Casino Las Palmas, estaba elegantemente equipado con toda suerte de utensilios necesarios para una Cata Maridada de distintas bebidas, en este caso Ginebras Premium muy originales, como veremos.

David,  un valenciano enamorado de Galicia, hizo la presentación de la Ginebra "La Pócima",  explico el ejemplo del Programa "Galicia Calidade", como modelo de buen hacer que ellos seguían, de la Cultura y Tradición Gallega en los destilados en los antiguos alambiques de cobre, con sus famosos aguardientes y orujos, indispensables en las tradicionales "Queimadas", sus obligatorios "Conjuros" y recuerdos a sus "Meigas".

Con todos estos antecedentes, no nos extraña el nombre de la Ginebra "La Pócima", que en solo dos años ha logrado posicionarse en este exclusivo mercado de los amantes de las Ginebras Premium, con 40.000 botellas al año, ya distribuyéndose principalmente en Restauración, en Península y ahora en Canarias, donde ya se encuentra también en Macro y se espera en El Corte Inglés.

Explicó sus características generales del proceso del destilado en tradicionales alambiques de cobre con capacidad de 400 litros, con un proceso de tres destilaciones, al que se le añaden 14 botánicos (yerbas), y una original y llamativa presentación de botellas con iluminación led, que no hemos visto hasta ahora.

La primera cata se hizo de la Ginebra Clásica, inspirada en los brebajes de las meigas gallegas de finales de la Edad Media, elaborada de forma artesanal, en alambiques de cobre de pequeño tamaño y con una triple destilación que garantiza su pureza y calidad, con un toque atlántico muy característico. Lleva 5 cl. de ginebra, 20 cl. de tónica clásica, un par de bayas de enebro y un twist de naranja. 

La segunda fue la Ginebra Rosé, la preferida de las meigas más divertidas e inconformistas, que elaboraban esta Ginebra elegante, suave y divertida, a partir de un macerado de fresas, que equilibra y da color a esta pócima original, que fue muy bien acogida por las féminas asistentes al Evento. Va con 5 cl. de ginebra, 20 cl. de tónica clásica, unas fresas y un twist de pomelo.

La tercera, la Ginebra Apple, que proviene según la leyenda de los que habitaban al sur de Galicia, de unas meigas que preparaban mediante el macerado con diferentes manzanas, una poción única, capaz de tentar a los hombres, sobre todo a los más incautos. Se sirve 5 cl. de ginebra, 20 cl. de tónica clásica, cardamomo y twist de manzana verde.

Las medidas son muy importantes y se deben respetar, se ponían con un medidor de acero y se sirvieron en unos vasos grandes con grabados de brujas, a los que se ponían primero 3 cubitos de buen hielo y se giraban con una larga cucharilla, que enfriaba rápidamente el vaso, se añadía la ginebra y al final la tónica se vertía de manera especial sobre la cucharilla.

En fin todo un ritual muy entretenido, y acompañado en cada caso de unas tapas escogidas que maridaban perfectamente con la Ginebra. Se terminó con una degustación en unos chupitos de otros preparados de "La Pócima", de Crema de Fresa, Crema de Arroz y Licor de Hierbas.

Tras un aromático café, una tertulia en el Restaurante y una gentil invitación a probar suerte en El Casino Las Palmas. Colofón de una noche agradable que este ajetreado periodista agradeció en lo que vale.