Buscar
viernes, 02 de diciembre de 2022 15:42h.

Jornada de Convivencia en el Real Club Náutico con un colectivo de desplazados de Ucrania

Un centenar de desplazados ucranianos disfrutaron el sábado 28, de una jornada de actividades náuticas y recreo, en las instalaciones del Real Club Náutico de Gran Canaria.

 

Ucrania 2
Jornada de Convivencia en el Real Club Náutico con un colectivo de desplazados de Ucrania

Esta iniciativa parte de un grupo de voluntarios, que en estos momentos está prestando ayuda a los ciudadanos que huyen de la guerra en su país, Ucrania. Para esta ocasión, han contado con el apoyo del Náutico grancanario y el Rotary Club Ciudad de Arucas.

La jornada comenzó con un paseo náutico por la bahía de Las Palmas gracias a la colaboración de un grupo de armadores socios del Náutico que ofrecieron sus embarcaciones, para mostrarles otra perspectiva de la ciudad que les acoge.

Posteriormente, diversas instalaciones del Club como la piscina y las canchas deportivas, se convirtieron en el reclamo para este grupo compuesto por familiares y niños, procedentes de varias ciudades de Ucrania. Durante el almuerzo que compartieron, la presidenta del Real Club Náutico de Gran Canaria Maica López Galán, expresó su alegría y satisfacción de poder recibir a este colectivo y ofrecerles una jornada de convivencia con una representación de la sociedad grancanaria, como es el náutico. Tras la entrega de diplomas para los niños que salieron a navegar, los agasajados mostraron su agradecimiento, obsequiando a los responsables de esta iniciativa, con el pan dulce ucraniano, un acto que simboliza la unión entre pueblos.  

Se estima que en Gran Canaria existen aproximadamente unos 600 ucranianos refugiados. Actualmente existe una asociación constituida únicamente por los desplazados de este conflicto bélico. Su presidenta, Olesya Lylak,  hace un llamamiento de solidaridad a la sociedad grancanaria pues en estos momentos, más que ayuda material, este colectivo necesita trabajo y soporte económico. Esta asociación cuenta con el apoyo de un grupo de voluntarios residentes en las islas, que se han unido para respaldar a este colectivo, con el objetivo de hacerles más fácil su estancia en un lugar que desconocen por completo. Como herramienta de trabajo cuentan con un grupo de Whatsapp, donde reciben las peticiones de ayuda de estas personas desplazadas y coordinan las diferentes acciones de respuesta.

En esta convivencia del sábado 28, estuvieron también presentes acompañando a la directiva del Náutico, la cónsul honoraria de Rumanía,  Alina Elena Ramaru , el cónsul honorario de Eslovenia Pedro Gómez y el alcalde de la Vega de San Mateo Antonio Ortega.