Buscar
23:52h. miércoles, 26 de enero de 2022

La Palma necesita valentía gestora para crecer

FEPECO y ESUROPAL coinciden en que La Palma necesita urgentemente un cambio de su modelo productivo, que posibilite un crecimiento económico ordenado, junto a un desarrollo sostenible avanzado. 

Fepeco Esuropal 826_Fotor
Oscar Izquierdo, Presidente de FEPECO junto a Jose Antonio Gámez, Presidente ESUROPAL, Juan Gonzalez Morín , Secretario ESUROPAL, Pedro Carlos Fernandez, Vicepresidente ESUROPAL y Gregorio Alonso, Alcalde de Fuencaliente.

Hay que volver a ilusionar a la juventud palmera y eso pasa necesariamente por encontrar nichos de empleo y perspectivas laborales suficientes en cantidad y calidad, haciendo atractiva su permanencia en la isla. Se consigue a través de la iniciativa privada y un tejido empresarial fortalecido, que necesita un incremento de la actividad económica, no sólo en un sector primario modernizado, sino también, por medio del sector servicios, turismo y construcción.

No hay que tener miedo al cambio, cuando el presente está agotado. La Palma urge más población junto a un rejuvenecimiento de la misma y para eso la construcción tiene mucho que decir y aportar, sobre todo, construyendo sobre lo construido, que es la reforma, rehabilitación, conservación, mantenimiento y regeneración de los espacios públicos. Sumando la eficiencia energética, la accesibilidad universal y la digitalización en la edificación. Así como la nueva urbanización que posibilite mayor calidad de vida y bienestar social. El desarrollo turístico, con las peculiaridades de las islas verdes, es un camino prometedor, que no puede paralizarse por cuestiones meramente ideológicas, alejadas de la realidad y desde posicionamientos fundamentalistas, que sólo promueven el estancamiento económico y el inmovilismo social. El sector servicios crea dinamismo que hay que aprovechar.

El desarrollo y explotación de las enormes potencialidades y valiosos recursos que se concentran en el vértice sur de la isla, conjuntamente con la articulación y vertebración del territorio de la isla baja, entre el Puerto de Tazacorte y la Punta de Fuencaliente, ha de constituir el objetivo estratégico de carácter prioritario para el desarrollo socioeconómico de la isla, contribuyendo decididamente a la modificación del sistema productivo actual. Para tal fin, se hace necesario recuperar el proyecto de Plan General de Ordenación de Fuencaliente, que ya en el año 2007 se encontraba administrativamente maduro, dándole un impulso prometedor y renovado, para el fomento a corto y medio plazo de la economía insular. Hay que hacer, más que hablar, por eso sería del todo conveniente acciones concretas para agilizar el proyecto de la Fuente Santa, para convertirlo, por su singularidad y calidad de sus aguas, en uno de los mejores balnearios de Europa. Terminar, de una vez, la carretera infinita del sur, como vía de carácter estructural y vertebradora para todo el suroeste de la isla. Además de acometer, con valentía, la conexión de la costa de Fuencaliente con la costa de Los Llanos, que sería la continuación territorial de la plataforma costera de la vertiente occidental de La Palma. La ampliación del Centro de Visitantes del Volcán de San Antonio, con implantación de un núcleo de interpretación del cielo y un planetario, daría un salto cualitativo importante, junto a la implantación de un espacio para la interpretación de los fondos marinos en la Reserva de La Palma.

Oscar Izquierdo, Presidente de FEPECO, insiste que: “los empresarios estamos dispuestos y con ganas para participar en el desarrollo sostenible de La Palma y ser los artífices  del crecimiento económico. Creemos que es necesario vertebrar una política de consenso entre la sociedad civil y los políticos, para ir todos en la misma línea, porque de esa manera los resultados serán inmediatos. Se trata de sumar para conseguir mayor calidad de vida y bienestar social”.