Buscar
jueves, 01 de diciembre de 2022 20:15h.

XXXV Aniversario de la Asociación Casa Cultural y Recreativa de El Hierro en Gran Canaria

La Asociación Casa Cultural y Recreativa de El Hierro en Gran Canaria celebró el pasado sábado noche en su sede de la ciudad de Las Palmas su XXXV Aniversario de presencia en la isla, que se remonta a casi tres años antes con una pequeña sede en la zona de La Isleta.

 

Casa Herreños Gran Canaria _n(1)
XXXV Aniversario de la Asociación Casa Cultural y Recreativa de El Hierro en Gran Canaria

Una amplia representación de El Hierro arropó a los más de 200 socios que forman parte de esta Casa. Encabezada por el presidente insular, Alpidio Armas, a quien le acompañaron consejeros de la Institución herreña y el director insular de la Administración del Estado.

El encuentro también contó con la representación institucional del Gobierno de Canarias, con la presencia e intervención del consejero de Sanidad, Blas Trujillo, y la del alcalde de Las Palmas, Augusto Hidalgo, quienes hicieron referencia al afecto y consideración que se tiene a toda la colonia de herreños residente en la isla de Gran Canaria, por su compromiso empresarial e integración social que ha contribuido al desarrollo económico insular, lo que le ha llevado a ser muy considerada por sus valores de trabajo y esfuerzo.

El acto se inició con la intervención de la presidenta de la Casa de El Hierro en Gran Canaria, Concepción Padrón, quien agradeció el grado de implicación del Cabildo herreño en la organización del acto, a quien le siguió José Carlos Hernández, haciendo una breve descripción de su experiencia personal como herreño que convivió en años de su niñez y juventud en esta isla.

Por su parte, Alpidio Armas, se refirió a la necesidad de reforzar estos lazos de unidad y amistad entre los herreños residente en su isla y los que están en Gran Canaria, “y esta efemérides en la que esta emblemática casa de El Hierro en Gran Canaria cumple 35 años desde su fundación, pone en valor la loable iniciativa de un destacado grupo de herreños que tuvo la feliz iniciativa de adquirir esta preciosa casona y convertirla en nuestra carta de presentación, en nuestra embajada, en nuestro expositor de costumbres y tradiciones de una isla a la que nunca renunciaron, tratándose de la única sede de una isla en Canarias”.

“Mi reconocimiento a los que estuvieron, a los que estarán y a los que les tocará mantener este precioso legado”, señaló el presidente insular, quien también dijo: “me consta el gran apego de toda esta colonia herreña en la ciudad de Las Palmas, y en general en toda la isla de Gran Canaria, a la hora de mantener vivos los lazos de amistad con una isla que tuvieron que dejar para buscar en esta ciudad cosmopolita, multicultural y abierta un futuro más prometedor”.