Buscar
martes, 04 de octubre de 2022 03:00h.

CC de Candelaria denuncia el “nulo interés” del PSOE durante años por el saneamiento en el municipio

Los nacionalistas consideran que la proliferación de microalgas en las playas del municipio es una de las consecuencias de la falta de financiación presupuestaria municipal para obras de saneamiento por parte de los diferentes gobiernos del PSOE en Candelaria.

Cianobacterias playas candelaria 2
La portavoz de CC, Ángela Cruz, exige al Ayuntamiento que “deje de mirar para otro lado con este problema y centre su preocupación en los vertidos al mar de aguas no tratadas”.

Coalición Canaria-PNC en el Ayuntamiento de Candelaria denunció hoy el “nulo interés” durante años de los diferentes gobiernos del PSOE por el saneamiento en el municipio, una competencia municipal a la que “jamás se le dio un impulso ni tampoco la financiación presupuestaria que necesitaba un municipio como Candelaria, hasta que el Plan de Cooperación Municipal 2018-2021 del Cabildo de Tenerife acordó que todas las obras y servicios municipales financiadas con dicho Plan, que debían dedicarse a reducir el déficit de instalaciones municipales en materia de saneamiento. A partir de entonces comenzaron a estudiarse y tomar forma la redacción de proyectos de saneamiento muy necesarios en Candelaria, que aún esperan por su ejecución”.

La portavoz de CC en el Ayuntamiento, Ángela Cruz Perera, apunta que “si bien es cierto que la proliferación de microalgas o cianobacterias en las playas de nuestro municipio requiere de una serie de condiciones medioambientales como es el calentamiento del agua del mar, no es menos cierto, según muchas voces científicas, que para que esta proliferación se produzca debe existir concentración de nutrientes en el agua, de fósforo y nitrógeno, que pueden provenir de la actividad agrícola, de la calima y de los vertidos de aguas residuales en nuestras costas”.

“El saneamiento es una competencia municipal, de vital importancia, a la que durante años no se le ha dado por los distintos gobiernos socialistas en nuestro municipio, la financiación que obviamente necesitaba Candelaria. Son obras que no se ven, al contrario que las piscinas cubiertas o los auditorios, son grandes obras que duran en el tiempo y molestan en su ejecución a amplios sectores de la población al tenerse que cortar vías y que además, suponen un gran coste para las arcas municipales”, denuncia la edil. 

En este sentido, Cruz Perera asevera que “a nadie le sorprende que Candelaria sea uno de los puntos negros de esta isla en cuanto a vertidos de aguas residuales al mar, dado los reiterados episodios de cierre de playas que han proliferado en los últimos años, por contaminación de las aguas o las oleadas de cianobacterias. Según el censo actualizado en 2021 por la Consejería de Transición Ecológica del Gobierno de Canarias, Candelaria cuenta con 21 puntos de vertidos desde tierra al mar, y es el segundo municipio con más puntos de vertidos desde tierra al mar no autorizados de Tenerife (15), sólo superado por San Cristóbal de La Laguna (17)”.

En dicho informe se aclara que Candelaria no cuenta con emisario submarino, sino con 17 conducciones de desagües, además de 2 instalaciones en Dominio Público Marítimo Terrestre y 2 conducciones sin especificar.

Los nacionalistas exigen al Ayuntamiento del PSOE en Candelaria que “no desvíe la mirada, porque esta nueva oleada de cianobacterias, que casi en exclusiva se ha concentrado en las costas candelarieras, no es un simple ciclo natural provocado solo por el calentamiento del mar y la calima, y debe centrar la preocupación en eliminar los vertidos de aguas residuales no tratadas que de forma reiterada contaminan nuestras costas, y que también las alimentan”.

“Se vienen anunciando desde el Ayuntamiento”, prosigue la portavoz, “proyectos y grandes inversiones en saneamiento e instalaciones de estaciones de bombeo de aguas residuales en Candelaria con financiación del Cabildo y del Gobierno de Canarias, pero que no sabemos cuándo se iniciarán. Actualmente, solo contamos con la certeza de que hay una Depuradora Comarcal de Aguas Residuales Urbanas (EDARU) en el Valle de Güímar en funcionamiento, y que nuestro municipio no está conectado a la misma, por lo que Candelaria continuará vertiendo, contaminando la costa y alimentando a las cianobacterias”.

Para Ángela Cruz, “si no se resuelve el problema de raíz, reduciendo la concentración de nutrientes en el agua que se vierte al mar mediante la depuración de sus aguas residuales, estos episodios de proliferación de cianobacterias en nuestras costas y playas, serán cada vez más habituales y numerosos en Candelaria”, sentencia.