Buscar
14:46h. sábado, 28 de mayo de 2022

La formación, de profesores destacados del templo de la lírica milanés, actuará los días 21 y 22 de enero, en la sala de cámara del Auditorio de Tenerife y en el Teatro Guiniguada, en Las Palmas de Gran Canaria, respectivamente

Cameristi della Scala recorre las fantasías sobre temas del repertorio operístico italiano del siglo XIX

El Festival de Música de Canarias presenta en su 32 edición los conciertos que ofrecerá los días 21 y 22 de enero la Orquesta “I Cameristi della Scala”, formada por músicos de la Orquesta del Teatro de la Scala y de la Filarmónica de la Scala de Milán.

foto cameristi
foto cameristi

La formación de profesores destacados del templo milanés de la lírica deleitará al público del Certamen con un programa que recorre las “fantasías” sobre temas del repertorio operístico italiano del siglo XIX. Son obras, hasta hace poco inéditas, compuestas por virtuosos para su propio lucimiento, muchos de los cuales fueron colaboradores y amigos del propio Verdi. 

El programa es tremendamente atractivo desde el punto de vista histórico y estético, pues nos brinda la oportunidad de conocer y apreciar un catálogo injustamente olvidado e incluso denostado por quienes no hace mucho lo han considerado frívolo y artificioso.

Las sesiones se inician con el Concierto para violonchelo, de Vivaldi, para continuar con el Concierto para oboe y orquesta de Marcello, la Fantasía de ‘La Favorita’ de Donizetti para oboe y orquesta de Pasculli, el Vals del Gatopardo de Rota, Une larme, Romance para violonchelo y orquesta de Rossini, cerrando la Fantasía de “Aida” de Verdi para violonchelo y orquesta de Mancinelli.

A lo largo del Romanticismo, el repertorio para piano (el instrumento romántico por definición) y de cámara se centraba fundamentalmente en dos repertorios: las obras de concierto, destinadas al lucimiento personal del virtuoso/compositor y por otro lado las de ámbito doméstico, generalmente, destinadas al consumo del intérprete amateur. Pero además, existía un ámbito común a ambos repertorios, que en el siglo XIX se conoció como «repertorio de salón». Este espacio urbano y cosmopolita que se originó gracias a la nueva clase social que emergió en el París burgués posrevolucionario y que se extendió a otras grandes urbes europeas como la Viena de la era Bidermeier o el Londres victoriano, no era sólo un espacio físico: era también un espacio inmaterial, habitado por la excitable imaginación romántica, un territorio mundano, informal y hedonista. En el romanticismo la «fantasía» se tiñó de una significación especial—de ahí que surgieran variantes de títulos elocuentes como reminiscencia, paráfrasis o evocación. En realidad, la fantasía romántica y sus derivados no eran otra cosa que variaciones sobre una obra (generalmente una ópera) ya escrita: de ahí que los compositores reconocieran en el título la autoría de la obra en la estaba inspirada.

Las óperas del repertorio belcantista (Rossini, Bellini y Donizetti) y sobre todo las de Verdi, probablemente el compositor más versionado de la historia, se convirtieron en una fuente inagotable para los compositores de fantasías, debido a la calidad y belleza de sus melodías y a la brillantez de su virtuosismo vocal, de su coloratura. Lejos de componer obras largas y laboriosas, como la sonata o la sinfonía, los virtuosos adaptaban números de ópera que normalmente eran bien conocidos por el público burgués que asistía regularmente a la ópera. De esta manera, el intérprete lograba brillar por su técnica y musicalidad, pero también demostrar que eran verdaderos compositores capaces de usar su imaginación para crear una nueva obra a partir de otra escrita por otro compositor. 

I Cameristi della Scala han actuado en los teatros y salas de conciertos más prestigiosos del mundo. En los últimos años han tocado en Paris en la sede de la Unesco y en la Salle Gaveau, en el Teatro de la Opera de Varsovia, en la Sala Tchaikovsky de Moscú, en la Tonhalle de Zurich y de gira por España, Alemania, Francia, Suiza, Suecia, Noruega, Dinamarca, Polonia, Letonia, Lituania, Serbia y Turquía.