');
Buscar
martes, 23 de abril de 2024 08:54h.

Dulce Xerach, reivindica a la clase política que acabe con la desigualdad histórica en el sector cultural

 La vicepresidenta del Comité de Expertas de BPW Canarias, Dulce Xerach denuncia “la desigualdad y la discriminación histórica que sufre la industria cultural, donde las mujeres han estado desterradas de los puestos de alta responsabilidad” y la cultura ha sido tratada como la cenicienta de las políticas públicas, a pesar de su alto potencial de crecimiento”.

 

Dulce Xerach, vicepresidenta Comité Expertas BPW Canarias(1)
La Asociación de Mujeres Empresarias y Profesionales BPW Canarias pide al Gobierno de Canarias y los Cabildos insulares que los nombramientos relacionados con la cultura cumplan la ley de Igualdad.

En este sentido, apunta a que en 40 años de democracia tan solo una mujer ha liderado esta área en el Gobierno de Canarias desde la viceconsejería de Cultura. Es decir, los 37 años restantes  ha sido un perfil masculino el más alto representante de un sector que parte de una doble desigualdad; la de género y la económica.

Ante este contexto, la Asociación de Empresarias y Profesionales BPW Canarias, presidida por Antonia Varela, pide al Gobierno de Canarias y los Cabildos insulares que los nombramientos relacionados con el sector cultural cumplan con la igualdad prevista en las leyes. “Nuestro papel  es acelerar la igualdad, y al igual que hacemos ahora con la cultura lo mismo vamos a hacer con todos los sectores. Somos conscientes de que el talento femenino precisa de un altavoz que rompa moldes e impulse el cambio”.

En Canarias hay 7 puestos clave para la industria cultural: la viceconsejería del Gobierno de Canarias, la dirección general de Cultura y la de Patrimonio, las consejerías de Cultura del Cabildo de Tenerife y de Gran Canaria y las concejalías de las dos capitales, estas últimas ya tienen nombrado un perfil masculino. 

BPW Canarias estima que para cumplir la legalidad general y la Ley 1/2023, de 1 de marzo, del Sistema Público de Cultura de Canarias al menos 3 de estos puestos deben ser ocupados por mujeres con talento, experiencia en el sector cultural y capacidad de gestión. De no ser así –advierte- la administración pública estaría vulnerando la legislación vigente 

Si esa igualdad en los nombramientos de cargos públicos no se produce Dulce Xerach declara que sería “un hecho no solo lamentable, sino probablemente ilegal, pues la reciente ley 1/2023 del sistema público de cultura de Canarias establece el cumplimiento de la igualdad en su articulado, que es vinculante para todas las administraciones públicas canarias.

Además afirma que, “partiendo de la base de que la cultura no es solo economía, es también identidad y lo que nos une a todas las islas, el talento de las mujeres no puede estar desterrado de las altas responsabilidades públicas como lo ha estado durante toda la democracia.” 

A este respecto, Dulce Xerach señala que “hay muchas mujeres del sector cultural con trayectorias profesionales llenas de casos de éxito, que están sobradamente preparadas y con alto conocimiento de las complejidades y la revolución digital en el que está inmerso las industrias culturales en Canarias y en el mundo”.  Añade, además, que estas profesionales  “dominan el inglés, tan necesario para internacionalizar la cultura de Canarias y los conocimientos mínimos en contratación pública que son necesarios para gobernar la inercia de la burocracia”. 

Radiografía de la desigualdad

La radiografía de la desigualdad en el sector cultural en Canarias no dista de los datos que arroja el panorama nacional donde el 77% de los puestos directivos de museos, teatros y otras instituciones culturales de alto nivel son ocupados por hombres, mientras que solo el 22% de las mujeres se sientan en la butaca directiva, según avanza un informe elaborado por el Observatorio de Igualdad de Género en el ámbito de la Cultura. Hay más: si se eliminan las direcciones técnicas y gerenciales y se valoran solo las artísticas, el rosco se cierra en 82% hombres vs  18% mujeres.

Como experta en este ámbito, opina que “la cultura en las Islas ha estado liderada por hombres con escaso conocimiento y preparación sobre lo que la industria creativa supone en el ámbito social y económico”. A su juicio, “ahora es el momento de apostar por perfiles especializados a la altura de los grandes retos y oportunidades que supone el desarrollo socioeconómico del sector de la Cultura en Canarias”.

La cenicienta de la economía

Por otro lado, la vicepresidenta del Comité de Expertas de BPW Canarias también pone de manifiesto la marginación de las industrias creativas a pesar de ser uno de los sectores con mayor potencial de crecimiento y de generación de empleo de calidad.   “No podemos obviar el trato discriminatorio que sufre la industria cultural con respecto a otros sectores”. 

Xerach añade que “los datos hablan por sí solos: en 2021, tanto la industria cultural como el sector agrícola aportaron en torno a un 2% del PIB del archipiélago, sin embargo, la cultura recibió de los presupuestos del  Gobierno de Canarias en 2022 unos 42 millones de euros frente a los 170 que fueron destinados al sector primario. La cultura, por cada euro que recibe, aporta casi 3 euros.

 En el mercado laboral también hay un reflejo de este potencial de crecimiento; en 2022 este sector llegó a la cifra de 31.500 empleos  frente a los 18.900  puestos de trabajo generados en agricultura en el primer trimestre de 2023.  

 Por lo tanto, la vicepresidenta del Comité de Expertas considera que  “la apuesta por el sector cultural es clave y su crecimiento viable por múltiples razones: no requiere recursos fósiles, ni petróleo, ni gas, para poder funcionar. Solo necesita talento y buenas políticas públicas”. 

Sin embargo,  a pesar de su potencial económico, Dulce Xerach opina que “en la estrategia política de los distintos gobiernos de las Islas, la cultura ha sido tratada como la cenicienta de la economía canaria”. Una situación que – a su juicio- debe corregirse si realmente se apuesta por la tan necesaria diversificación económica de las Islas y un empleo de calidad, avalado por el talento y no el consumo de recursos.  

¿Por qué la cultura?

BPW Canarias quiere visibilizar la importancia del sector económico de la cultura, un sector que crea en Canarias tantos empleos como el sector agrícola y que tiene un gran potencial económico. Su papel estratégico en la diversificación económica se ha podido comprobar en los últimos años tanto en el cine, la creación de videojuegos y en todas las especialidades que está creando la revolución digital. La cultura es un sector económico que se basa en el talento, la formación y creatividad, talento que se ha demostrado es sobradamente existente en las islas.

 BPW Canarias pone el foco en el sector cultural como un primer paso de análisis de la igualdad por sectores, empezando por visibilizar la rotunda desigualdad que aún existe en Canarias en el sector de las industrias culturales.  BPW Canarias hasta ahora ha solicitado un apoyo general a la igualdad en la formación de gobiernos y en las políticas públicas en general.