Buscar
miércoles, 30 de noviembre de 2022 00:00h.

Jorge Riechmann advierte del peligro de una falsa esperanza que crea apatía social ante el cambio climático

Las grandes posibilidades de la poesía para advertir la emergencia de los colapsos ecosociales y para construir una sociedad sostenible ha sido una de las reivindicaciones realizadas por el icono de la sostenibilidad, Jorge Riechmann, y el filólogo Alberto García-Teresa, en el Diálogo Comprometido. Poesía de la Conciencia Crítica, dentro del Festival Arona SOS Atlántico.

Arona sos Encuentroecocrítica(1)
En un diálogo con el filólogo Alberto García-Teresa, celebrado en TEA Tenerife Espacio de las Artes y moderado por la periodista y antropóloga Inma Luna

Este encuentro, en el que se analizó la importancia de la poesía de la conciencia crítica, que, según ha explicado García Teresa, abrió el propio Jorge Riechmann en los años ochenta, tuvo lugar en TEA Tenerife Espacio de las Artes, este 28 de septiembre. La poeta, periodista y antropóloga Inma Luna fue la encargada de moderar este diálogo, que contó con las intervenciones online de los ponentes y que pudo seguirse en todo el mundo a través de streaming, en la página de facebook  del Festival. 

Riechmann, que ha dedicado buena parte de su obra poética y ensayística a la crítica socieconómica centrada en la crisis ecológica, ha asegurado que “podemos desbrozar caminos para adentrarnos en las diversas realidades a través de la poesía y el lenguaje es un medio de indagación extraordinario”. El filólogo García-Teresa, gran conocedor de la obra de Riechmann, ha reflexionado con él sobre su concepto de “esperanza contrafáctica”, establecido por este autor a medida que se iban confirmando las previsiones negativas sobre el cambio climático. 

Riechmann ha aludido a que “no hay una proporción entre la supuesta conciencia medioambiental y el nivel de apatía social en el que nos encontramos”. El también filósofo ha sugerido, como explicación a esto, “que existe una falsa confianza en que la resolución de los problemas va a ser favorable”. Es importante no engañarse y de ahí surge el concepto de “esperanza contrafáctica”, que sea crítica, reflexiva, “que vaya más allá de la desesperación”. 

Arona SOS Atlántico está destacando, en esta novena edición, el papel de la poesía como impulsor del cambio cultural a favor del medioambiente, un aspecto al que la UNESCO concede gran importancia en sus objetivos para la Agenda 2030. El Festival cuenta con el apoyo del Ayuntamiento de Arona [municipio sede del Festival], Gobierno de Canarias [ICDC y Promotur], Cabildo de Tenerife [Cultura y Turismo de Tenerife; TEA Tenerife Espacio de las Artes], Cabildo de La Gomera y FAUCA [Canarias Viva]. 

Poesía como revulsivo

A esta actitud de análisis, de cuestionamiento de nuestra sociedad nos ayuda la poesía. Tal como ha destacado la periodista, antropóloga y poeta, Inma Luna, “las Humanidades tienen mucho que decir en la defensa del medioambiente y la poesía es, quizás, el género literario que más puede ayudar a  la transformación”. 

Para Alberto García-Teresa, la poesía nos sacude, nos hace pensar en lo que estamos leyendo y nos saca de la inercia: “es una mirada penetrante, que rompe con la superficialidad de la vida y una respiración lenta y pausada, la que nos exige la lectura”.  A estos beneficios, Jorge Riechmann ha añadido “el tipo de atención, la contemplación, que ofrece la poesía, tan importante en una sociedad como la nuestra, uno de cuyos rasgos negativos es la aceleración creciente, es agitación constante a la que se nos insta a someternos”. 

Poesía de la conciencia crítica

El filólogo García-Teresa ha explicado que, desde que Riechmann publicara Cántico de la Erosión, en 1987, “abrió una interesante vía a la poesía en español, al empezar a poner en duda cómo está el mundo desde una perspectiva distinta, en la que el abordaje de los conflictos se realiza desde dentro, haciendo partícipe al lector”. Es la corriente de la poesía de la conciencia crítica, “la emergencia de los colapsos ecosociales pone en evidencia que la poesía de autores que llevaban advirtiendo esto desde hace tiempo está más vigente que nunca”, ha añadido. 

Cabe destacar que Jorge Riechmann aúna la vertiente científica con las humanidades, lo que permite, según García-Teresa, que “derribe las barreras y mitos construidas sobre las disciplinas, mezclando ensayo y poesía, entre otras expresiones”. 

Es justo esa transversalidad de Humanidades y Ciencia lo que propone el Festival Arona SOS Atlántico, de forma que las diferentes disciplinas contribuyan a la creación de un desarrollo sostenible que garantice la protección del medioambiente en general, y de los océanos en particular. En este sentido, Riechmann aludió al concepto de “tercera cultura”, en la que las artes y las ciencias se alimentan. 

Cómo llegar a los más jóvenes

En el Diálogo, se estableció un espacio de tiempo para que los asistentes y seguidores por internet pudieran realizar sus preguntas. Cuestionado por cómo llegar a los más jóvenes, sobre estimulados de impactos audiovisuales, Jorge Riechmann sugirió actuar, de forma deliberada, contra las dificultades de atención y la aceleración, ir contacorriente hacia esas expectativas de los jóvenes, ofrecerles textos que requieran pausa y dedicación. Por otra parte, destacó que “entre las virtudes de la poesía se encuentran formas sintéticas de ir al corazón  de lo esencial”. Son así dos direcciones diferentes con las que acceder a los más jóvenes a través de la poesía. 

Una vez finalizado el diálogo sobre los diferentes conceptos y reflexiones sobre la poesía como impulsora del cambio a favor de la sostenibilidad, los participantes deleitaron a los asistentes (presentes en TEA Tenerife Espacio de las Artes y a través de internet) con algunos de sus poemas.

Jorge Riechmann

Nacido en Madrid, Riechmann es profesor titular de filosofía moral, primero en la Universidad de Barcelona y luego en la Universidad Autónoma de Madrid. Poeta y ensayista, su trabajo ha girado en torno a comprender las diferentes dimensiones de las crisis ecológico-sociales desde mediados de los años ochenta. Dirigió el Observatorio de las Sostenibilidad en España, durante su fase de constitución (2004 y 2005). Es, junto con José Albelda (Universidad Politécnica de Valencia), director del Máster interuniversitario en Humanidades Ecológicas, Sustentabilidad y Transición Ecosocial, my del título de posgrado en Humanidades Ecológicas. 

Sus poemarios más recientes son Grafitis para neandertales (2019), Mudanza del isonauta-enkráteia (2020), Z (2021) y En el fondo del valle ha muerto Jorge Riechmann (en edición). Es autor de decenas de ensayos sobre ecología política y pensamiento ecológico. Su último trabajo en esta disciplina es Simbioética (2022), que responde a su esfuerzo por desarrollar este término en el marco de una cultura amiga de la Tierra, y en diálogo con diversas disciplinas dentro de lo que cabe llamar Humanidades ecológicas. 

Alberto García Teresa

Doctor en Filología Hispánica, el madrileño Alberto García-Teresa es crítico literario, poeta y microrrelatista. Ha estudiado el trabajo de Jorge Riechmann, fruto de lo que ha publicado Para no ceder a la hipnosis. Crítica y revelación en la poesía de Jorge Riechmann (2014). Además, ha editado un libro de entrevistas, titulado Un lugar que pueda evitar la abeja (2018) y la antología de su poesía El empeño del manantial (en edición). 

Inma Luna

La poeta y narradora madrileña Inma Luna será también la presentadora de este recital de ecopoesía. Licenciada en Periodismo y en Antropología, cuenta con nueve publicaciones de su obra poética: La piel es quien mejor lo entiende; Edifico Nautilus; Un vago temblor de rodillas en el corazón; Divina; Cosas extrañas que sin embargo ocurren; Existir no es otra cosa que estar fuera; No estoy limpia; El Círculo de Newton y Nada para cenar. En narrativa, Luna ha publicado la novela Mi vida con Potlach y el libro de relatos Las mujeres no tienen que machacar con ajos su corazón en el mortero, además del libro Cocinando la calle con Carlos Maldonado. En la actualidad, está estudiando Arte Dramático.