Buscar
20:21h. viernes, 23 de julio de 2021

“Óscar Domínguez era un genio del pincel con una imaginación sin límites”

La figura del artista tinerfeño Óscar Domínguez fue el eje central de unas jornadas que se celebraron ayer [jueves 8] en Madrid, en las instalaciones del Museo Thyssen-Bornemisza, y en las que se dio a conocer la publicación Óscar Domínguez en Checoslovaquia (1946-1949), que ha sido editada por TEA Tenerife Espacio de las Artes y la embajada de la República Checa en España.

Thyssen Óscar Domínguez 01_Fotor
El consejero de Cultura resalta la figura del pintor tinerfeño en unas jornadas dedicadas en Madrid a su etapa en Checoslovaquia

La presentación contó con la presencia del consejero de Cultura del Cabildo de Tenerife, Enrique Arriaga; el embajador de la República Checa en España, Ivan Jancárek; el director artístico del Museo Thyssen, Guillermo Solana; la cónsul honoraria de la República Checa en Canarias, Marcela Tosal; el comisario de la publicación, Pavel Stepánek, y el conservador de TEA Tenerife Espacio de las Artes, Isidro Hernández.

Enrique Arriaga confesó que “es un honor estar en este acto de reconocimiento a uno de los artistas más universales de la isla”, al que calificó como “un genio del pincel y del color, a la vez que un artista provocador con una imaginación sin límites”. El vicepresidente del Cabildo felicitó a Stepánek y a Isidro “por este estudio de la etapa prolífica de Domínguez en Checoslovaquia, ahora que se cumplen 75 años del inicio de ese periplo del tinerfeño” y reconoció que “no había un mejor momento ni lugar para esta presentación, toda vez que Madrid es referente esta semana del arte contemporáneo con la celebración de una nueva edición de ARCO”.

El anfitrión Guillermo Solana reconoció que para el Museo Thyssen “es un privilegio ser la sede de estas jornadas y de la presentación de una gran publicación sobre los años decisivos en la producción de Óscar Domínguez” y apuntó que el artista tinerfeño “siempre es un mito de los que amamos las vanguardias”.

Por su parte, Ivan Jancárek profundizó en la situación que atravesaban Checoslovaquia y Europa en los años previos a la primera visita del tinerfeño al país centroeuropeo. Sobre la estancia de Domínguez, señaló que fue “el artista que más destacó” en la exposición colectiva de Manés, en febrero de 1946, “por su intensidad, efecto coherente y originalidad”. El embajador añadió que ese primer éxito del pintor tuvo continuidad por diferentes ciudades hasta enero de 1949.

Marcela Tosal afirmó que “llevo 20 años viviendo en Canarias y he estudiado las conexiones entre Chequia y Canarias y una de las más importantes ha sido a través de Óscar Domínguez”. “Fueron solo tres años, pero dejó mucha huella en los artistas checoslovacos”, añadió la cónsul de la República Checa en Canarias quien, como gestora cultural, también recordó que en 2010 participó en un primer encuentro con Pavel Stepánek e Isidro Hernández para realizar trabajos conjuntamente que resaltaran la figura del artista tinerfeño.

Precisamente Stepánek y Hernández fueron los dos ponentes que profundizaron en la figura de Óscar Domínguez en estas jornadas. Para el primero de ellos, la presencia del pintor tinerfeño en Checoslovaquia coincidió “con su evolución mental” y también con la influencia de los artistas españoles en Checoslovaquia. Stepánek explicó que en el periodo 1946-1949 existen “nuevas realidades geopolíticas” y recuerda que la muestra colectiva de enero de 1949 “fue un éxito rotundo tras un ayuno de siete años porque era la primera exposición de arte moderno que se hacía después de la guerra”.

Por su parte, Isidro Hernández inició su intervención con un recorrido por diferentes obras de la etapa de Domínguez antes de su viaje a Checoslovaquia y posteriormente resaltó la figura de Stepánek en las relaciones entre Chequia y España. El conservador de TEA analizó la figura del artista tinerfeño, del que dijo que tenía un gran arraigo y lo mostraba “en la omnipresencia del paisaje insular, que invita a crear el mundo en poesía y pintura”. Asimismo, lo definió como “un hombre insatisfecho, siempre reinventándose como se observa en las diversas etapas de su trayectoria”.

Las jornadas de Madrid dedicadas a Óscar Domínguez concluyeron con una mesa redonda en la que intervinieron Pavel Stepánek, Isidro Hernández, el especialista en vanguardias históricas, Juan Manuel Bonet, y el director del Comité de Expertos de la Asociación en Defensa de Óscar Domínguez, Eliseo G. Izquierdo. Los cuatro dialogaron sobre el alcance y la fortuna crítica del pintor tinerfeño en su etapa en el país centroeuropeo.